La administración estatal trabajará en reforzar la seguridad en los penales de Hidalgo, los cuales tienen carencias, reconoció el secretario de Gobierno Simón Vargas Aguilar, quien indicó que la sobrepoblación es uno de los factores que influyen para la evasión de reos.
Luego de darse a conocer la fuga de dos internos del centro de reinserción social (Cereso) de Molango, y su posterior aprehensión; así como la reciente evasión de tres reos en el penal de Pachuca, el funcionario mencionó las carencias de las instalaciones, los métodos y el personal.
“Son vicios que vienen desde hace tiempo y transformar eso en un sistema profesional lleva tiempo”, refirió.
Vargas Aguilar dio a conocer que el gobierno estatal reforzará las medidas de seguridad, “hay que tomar en cuenta que estos son procesos largos tanto de preparación para el personal penitenciario como el hecho que hay una problemática que se ha estado analizando y formará parte del plan de gobierno”.
Sin embargo, no quiso ahondar en dichas medidas para no dificultar las investigaciones, además que serviría para prevenir a la delincuencia.
El funcionario comentó que el autogobierno en los penales es uno de los temas que deberán corregir, “pero es un proceso que lleva tiempo, certificar a quienes dirigen los centros, la lucha contra la corrupción, transparencia y seguridad”.
Comentó que uno de los factores que influye en la evasión es la sobrepoblación, por lo que el gobierno ya hizo gestiones para hacer un reacomodo, y algunas acciones que llevan tiempo como la profesionalización de los elementos.
En menos de una semana cinco internos evadieron los penales, tres de Pachuca y dos de Molango, los primeros siguen prófugos y los restantes fueron rehaprendidos ayer.
Recientemente, el gobernador del estado dio a conocer que una medida que tomarán es enviar a cárceles federales a varios delincuentes procesados con el fin de disminuir la sobrepoblación en los penales de Hidalgo.

Comentarios