Malas noticias para el gobierno transformador de Omar Fayad Meneses. La economía hidalguense cayó 2.2 por ciento durante el cuarto trimestre de 2019 en comparación con igual periodo del año anterior. La actual administración estatal presume jugosas inversiones por el orden de los 60 mil millones de pesos, sin embargo el histórico aterrizaje de capitales resulta opacado por el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) presentado ayer por el Inegi. La caída que registró la entidad se ubicó por encima del promedio nacional, que para el periodo de referencia se ubicó menos 0.05 por ciento. Un abismal desplome en las aspiraciones de revivir a una de las entidades más empobrecidas del país. La historia sigue siendo la misma para Hidalgo, un estado acostumbrado a volar en parapente. Durante el segundo trimestre de 2016, por ejemplo, la entidad estuvo ubicada entre el grupo de cinco estados que registraron las bajas más significativas en su actividad económica, según ITAEE. En términos prácticos, los 60 mil millones de pesos, meta alcanzada según el gobernador Omar Fayad al finalizar 2019, no han terminado de impactar en los bolsillos del grueso de la población. De acuerdo con una investigación que realizó en agosto de ese año la periodista de esta casa editorial Laura Trejo, de 49 empresas atraídas a suelo hidalguense hasta esa fecha, solo 21 estaban en operaciones. Ello significó una inversión aplicada de apenas 10 mil 819 millones de pesos; el resto de las firmas estaba en pruebas, construcción o desarrollo de ingenierías y proyectos ejecutivos. De acuerdo con el reciente estudio del Inegi, las actividades secundarias, aquellas que se dedican a la industria y transformación de los recursos, cayeron 2.7 por ciento. Lo que confirma que las escandalosas inversiones siguen sin despegar. Otro dato. Al cuarto trimestre de 2019, el mismo periodo que refleja la caída económica de un porcentaje de 2.2, la tasa de informalidad laboral en Hidalgo se ubicó en 75 por ciento, la tercera más alta del país, según el Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi. Se trató del equivalente a 963 mil personas que flotan en la informalidad. De filón. La Secretaría de Seguridad Pública implementa desde ayer operativos carreteros, que poco abonan frente a una sociedad renuente ante la contingencia sanitaria.

Comentarios