Inicio Especiales La Entrevista Refugio y unión en las calles

Refugio y unión en las calles

392

Pachuca.- Invisibles para unos, peligrosos o mal olientes para otros, así es como son percibidos hombres y mujeres de diferente edad que viven en el corazón de la capital hidalguense.

En la Plaza de la Constitución deambulan diversas personas que encuentran mayor satisfacción en las calles que en su propia casa, uno de ellos es Rafael, un pachuqueño de 32 años, quien en entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo afirmó sentirse feliz con la vida que lleva.

¿Cuánto tiempo llevas viviendo en las calles?

“Ya perdí la cuenta, desde que era niño pasaba más tiempo en la calle.”

¿Tienes algún tipo de vicio y desde qué edad?

“Solo fumo mariguana y bebo alcohol desde los 14 años.”

¿Tienes familia?

“Sí, tengo a mi mamá.”

¿Y por qué no vives con ella?

“Pues cuando a uno no lo buscan, cuando lo ven mal, es mejor irse.”

¿Por qué te saliste de tu casa?

“Pues mi papá golpeaba a mi mamá, cuando la quise defender me fue peor a mí, mi espalda está marcada de lo que me hacían.”

¿Tienes algún tipo de estudio?

“Sé leer, hablo un poco de inglés y sé contar.”

¿Quién te enseñó o en dónde aprendiste?

“Me fui un tiempo a trabajar a Tennessee (Estados Unidos), ahí aprendí.”

¿Ahora de qué vives?

“La hago de cargador, de ‘viene, viene’ y siempre traigo dinero en la bolsa, gracias a Dios.”

¿En la plaza pasas las noches?

“A veces, cuando no, me voy al cerro, allá hay cuevas y descanso bien.”

¿Has sufrido algún tipo de discriminación por vivir así?

“Sí, la gente se nos queda viendo feo, se tapa la nariz, se aleja, cree que la vamos a robar; me han hecho burla por mi forma de ser, por no adaptarme a su realidad.”

¿Qué mensaje le darías a la sociedad en general?

“Quiero decirles que todos somos iguales para Dios, a él no le importa la raza, el color, la edad, ni nada de eso.”

No es el único

Entre sonrisas y miradas perdidas por la droga se encuentra otro hombre de 26 años, su nombre es Juan, quien compartió a este medio sus más grandes anhelos.

¿Tienes familia?

“Sí, tengo mamá, a veces la visito, trabaja en un restaurante.”

¿Entonces por qué vives en la calle?

“Porque aquí están mis amigos, aquí soy feliz.”

¿Y tu mamá no te pide que regreses y estés siempre en casa?

“Pues no, ya estoy grande, a veces no se da cuenta de que me voy.”

¿Cómo se vive en la calle?

“Pues se vive bien, eres libre, conoces gente.”

¿Recuerdas la primera noche que pasaste en la calle?

“Sí, un día estaba en mi casa, me sentía solo, así que decidí salir a buscar a otros que se sintieran igual que yo, anduve caminando de aquí para allá, hasta que me cansé, me senté en un parque; sin darme cuenta pasaron las horas y pues le perdí el miedo a la ciudad.”

¿Qué edad tenías cuando ocurrió eso?

“Unos 13 años, desde ese día ando por todos lados, pero casi siempre estoy fijo con mis amigos en este parque.”

¿Qué haces para sobrevivir?

“Ayudo a la gente a cargar sus bolsas del mandado, vendo latas, botellas, cartón, igual ayudo a los taxistas a subir a su pasaje, ahí me gano otra ‘feria.’

¿Cómo es la relación con las demás personas que habitan cerca de ti?

“Bonita, de alegría, cantamos, tomamos, fumamos y nos contamos lo que nos pasa, estamos juntos en todo.”

¿Tienes algún sueño en especial?

“Sí, quisiera formar una familia, si alguna mujer me hiciera caso, podría tener un hijo, cambiaría por ellos.”

¿Y por qué no lo intentas?

“Porque sé que nadie me va a querer como soy, ninguna mujer se va a acercar a mí porque no puedo adaptarme a su vida.”

A ese rincón pachuqueño acuden diversos pobladores, sacerdotes o predicadores de infinidad de religiones que desean encaminar a esas personas a una vida más digna.

Sin embargo, más allá de su situación económica, conflictos familiares, vulnerabilidad social, adicciones y problemas psicológicos, ese grupo de individuos sigue pasando sus días en dichas condiciones, pues así se sienten libres; han encontrado en las calles un refugio, una familia con la que comparten y con la que día a día conocen el significado de la palabra unión.

Comentarios