Pachuca.- El panorama de muerte materna, de acuerdo con el corte de la semana 15 de epidemiología, identifica a Hidalgo con cinco muertes maternas notificadas, mientras que en general el país muestra una disminución del indicador; además, la entidad es la segunda con más retraso para notificar un fallecimiento.

La Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) tiene registro de tres fallecimientos, el IMSS tiene uno y el ISSSTE también tiene un registro de muerte materna, por lo que en total suman cinco en lo que va del año.

La razón de mortalidad materna calcula defunciones por cada 100 mil nacimientos estimados, lo que representa una disminución de 12.8 por ciento respecto a lo registrado en la misma fecha del año pasado.

Las principales causas de defunción son enfermedad hipertensiva, edema y proteinuria en el embarazo, el parto y el puerperio (18.8 por ciento), hemorragia obstétrica (16.7) y aborto (10.2).

Las entidades federativas que presentan mayores índices de mortalidad materna a la nacional son Tlaxcala, Baja California Sur, Hidalgo, Coahuila, Veracruz, Tabasco, Quintana Roo, Ciudad de México, Jalisco, Michoacán, Chihuahua, Zacatecas, Chiapas, Durango, Guerrero y Nayarit.

Mientras que el promedio nacional de días en los que tardan en notificarse un fallecimiento es de 2.4, en el que Hidalgo tarda ocho, y la que en peor escalón está es Sonora, que carga con 18 días, el resto de estados está en la media, por lo que solo esas dos entidades disparan el indicador.

La mortalidad materna o muerte materna es un término estadístico que describe la muerte de una mujer durante el embarazo, el parto o el posparto. El que un embarazo o parto desemboque en el deceso de la mujer refleja problemas estructurales, tanto de acceso al control de natalidad como de atención a la salud.

Comentarios