Ciudad de México.-

Los tres abanderados de las principales fuerzas políticas rindieron protesta ayer en la capital del país ante los partidos que los postulan, con lo que formalizaron su registro para buscar la presidencia de la República en las próximas elecciones.

En el caso de Andrés Manuel López Obrador, su registro como candidato presidencial del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se llevó a cabo a mano alzada y por unanimidad. En su discurso, el exjefe de Gobierno de la capital del país se comprometió a gobernar con terquedad, necedad y locura, para acabar con la corrupción y promover el desarrollo de México.

El político tabasqueño insistió en su propuesta de discutir con víctimas el plan de dar amnistía a infractores a fin de conseguir la paz.

Además sostuvo que acabará con privilegios del gobierno y que no habrá aumento de impuestos; también prometió que no existirá espionaje y acabará con la tortura, además de que replantearán la reforma educativa con respeto a los derechos laborales de los profesores y reconstruirán el sistema de salud pública.

El ahora candidato presidencial llegó a la cita acompañado de su esposa, Beatriz Gutiérrez.

Rinde protesta Anaya como candidato

Por su parte, el panista Ricardo Anaya rindió protesta como candidato presidencial del frente opositor y advirtió que el “dinosaurio moribundo” no lo detendrá en su carrera a Los Pinos.

En el Auditorio Nacional, ante unos 10 mil simpatizantes, el panista queretano advirtió que no le temblará la mano para acabar con el pacto de impunidad y que no tendrá miramientos para luchar contra el crimen organizado.

Anaya reconoció que lucha “en una contienda cerrada por el primer lugar”, pero explicó que su campaña es la que más ha crecido.

En presencia de gobernadores y de los dirigentes de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya prometió que, eventualmente como presidente de la República, no se dedicará a administrar la mediocridad.

El candidato aseguró que Andrés Manuel López Obrador representa “un cambio atrapado en las ideas del pasado. Yo no quiero ser presidente de México para seguir con más de lo mismo. Yo no aspiro a llegar a la presidencia para administrar la mediocridad”, agregó Anaya.

Ungen a Meade como candidato del PRI

Por su parte, José Antonio Meade se convirtió ayer en el primer candidato presidencial del PRI sin militancia en ese partido.

Durante una convención, a la que fueron convocados 19 mil delegados, el exsecretario de Hacienda rindió protesta como abanderado del tricolor para las elecciones del próximo primero de julio.

Para formalizar la candidatura, que se dio por hecho desde el destape del pasado 27 de noviembre, los priistas llevaron hasta el Foro Sol al aparato tricolor, integrado por una estructura de 9 mil 550 delegados de los comités estatales, sectores, consejos políticos y organizaciones.

El resto de los integrantes de la convención que participaron en la elección, fueron seleccionados como delegados territoriales en las 32 entidades del país.

En el recinto se dieron cita diputados, senadores, gobernadores, dirigentes del tricolor y sindicales, así como los expresidentes de ese partido.

En medio de la polémica por el reparto de las candidaturas y la renuncia de militantes, el dirigente nacional del PRI Enrique Ochoa fue quien tomó la protesta a Meade.

Tras oficializar el trámite ante la Comisión Nacional de Justicia Partidaria, el tricolor deberá registrar a Meade ante el INE.

Comentarios