Coincidieron en que las dosis son la principal herramienta contra la prevención de enfermedades y descartaron que generen reacciones adversas de gravedad a la población

Pachuca.-

En entrevista, Enrique Espinosa Aquino, secretario académico del Instituto de Ciencias de la Salud (ICSa), e Iris López Santillán, investigadora del área de medicina del mismo instituto, coincidieron en que las vacunas son la principal herramienta contra la prevención de enfermedades y descartaron que generen reacciones adversas a la población porque llamaron a informarse y a conocer sobre la composición y alcance del biológico.

Ambos investigadores, de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, explicaron que las reacciones negativas tienen que ver con un padecimiento inmunológico previo, es decir, un factor que en combinación con las vacunas, otras enfermedades, la alimentación, entre otros, causa una falla en el sistema inmunológico o alguna reacción.

Espinosa Aquino explicó que más de 99 por ciento de las vacunas tienen una reacción en la población, la mayoría tiene una irritación en la piel, pocos los que presentan fiebre y uno en un millón tiene una reacción extrema, en los que en combinación con otra enfermedad o algún factor de riesgo, puede generar causas severas.

Sobre el caso específico de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), López Santillán refirió que debido a que la vacuna salió al público muy recientemente aún hay mitos sobre ella. Explicó que la creación del biológico cumple con los más altos estándares de calidad, y además una ampliación de 15, 20 o 30 años, ya que hacer la síntesis del virus y luego las pruebas posteriores no es sencillo, de por medio hay muchos procesos científicos y pruebas que avalan la seguridad del compuesto

“Esta vacuna se aplica en niñas porque debe ser previo al inicio de su vida sexual, y pues eso se ha adelantado, por eso es aplicado a esta edad, porque la vacuna debe funcionar antes de que la población meta esté expuesta al virus”, explicó durante la entrevista.

Cabe destacar que la vacuna contra VPH ha sido examinada cuidadosamente por la Organización Mundial de la Salud (OMS), por lo tanto, estos biológicos contra el virus del papiloma humano son seguras y de calidad, enfatizó secretario académico del ICSa.

El VPH tiene de 30 a 40 tipos de virus, de estos, los tipos 16 y 18 son causantes de cáncer cérvico uterino, vulvar, vaginal y anal en mujeres.

La inmunización tiene el objetivo de evitar la propagación de esos padecimientos, ya que el uso de las vacunas brinda una protección parcial o completa contra determinada enfermedad, disminuyendo así el riesgo de enfermar, desarrollar complicaciones o morir por la acción de los agentes infecciosos, explicaron los especialistas. Agregaron que al inicio de todas las vacunas existen muchos mitos, no obstante en un horizonte de evolución y en la revisión histórica han demostrado que la erradicación de muchas enfermedades es gracias a la aplicación de esos biológicos protectores.

Como llamado a la sociedad expresaron que es necesario tener acceso a información avalada por personal calificado, o artículos certificados por autoridades mundiales de la salud.

Para saber

  • Existen tres marcas
    de la vacuna contra el VPH: Gardasil, Gardasil nueve y Cervarix, que protegen contra los tipos 16 y 18 ambos causantes del 70 por ciento de los casos de cáncer cervical
  • Gardasil también
    protege de los tipos seis y 11, que provocan 90 por ciento de verrugas genitales. La Gardasil nueve también protege contra otros cinco tipos de VPH, como el 31, 33, 45, 52 y 58, que también pueden resultar en cáncer de cuello uterino, ano, vulva o vagina
  • Las vacunas contra
    el papiloma humano se suministran en una serie de inyecciones. Para las personas entre 15 y 26 años, el biológico se suministra en tres inyecciones separadas

Comentarios