Pachuca.- La cercanía que el gobernador Omar Fayad Meneses mantiene con el jefe del Ejecutivo Andrés Manuel López Obrador será favorable para la entidad, debido a que permitirá que fluyan los presupuestos a la entidad, hecho que beneficiará a los constructores del estado.

Así lo externó en entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo el empresario Luis Alfonso Manjarrez Manjarrez, quien aspira a presidir la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

“Quiero felicitar al gobernador por toda la intención que se está haciendo inteligentemente de acercarse al gobierno federal, porque así fluirán los presupuestos de dinero a Hidalgo y si le va bien al gobernador, les va bien a los constructores y nos va bien al estado”, dijo.

El dirigente, quien aseguró tener la seguridad de ganar las elecciones para renovar la dirigencia del organismo empresarial, que será llevado a cabo el 27 de febrero, celebró el consenso que el mandatario estatal está logrando con el gobierno federal.

Aseguró que mantiene buenas expectativas de la actual administración federal, “tenemos la esperanza de que se cumplan las promesas y que haya fluidez de recursos para que se detone el sector construcción.

“Queremos aprovechar los cambios que vienen del gobierno federal, hay promesas, esperemos que se lleven a cabo, en todo lo que trae el nuevo presidente con el tema anticorrupción que sean transparentes licitaciones”, indicó.

El empresario consideró que la opción de que Hidalgo forme parte del sistema de aeropuertos que proyecta el gobierno federal representaría el detonante que el sector de la construcción espera desde hace muchos años.

Recordó que desde hace tres años el sector construcción enfrenta un panorama de desaceleración, que incluso ha provocado que las empresas vendan sus activos para sobrevivir.

Pese a ese panorama, dijo, la industria de la construcción aún es negocio.

Dirigir la CMIC para retribuir

Luis Alfonso Manjarrez Manjarrez tiene 30 años de vivir en Hidalgo, después de dejar su natal Sinaloa, donde terminó sus estudios en ingeniería civil y afirma que vive en la entidad porque le gustó para hacerlo, no por imposición.

El empresario tiene 20 años de estar afiliado a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) y busca ser presidente del organismo como una manera de devolver algo a ese organismo empresarial en el que, afirmó, ha hecho amigos.

Aseguró que pese que tiene amistad con el gobernador Omar Fayad Meneses, a quien ya comentó sus intenciones de buscar la dirigencia de la cámara, no goza de favoritismo gubernamental.

“Yo no me prestaría a eso”, indicó. En ese contexto, garantizó que de resultar electo presidente de la CMIC tendrá una excelente relación con el gobierno del estado.

Manjarrez Manjarrez está al frente de la compañía Grupo Hidalsin, que fundó en la entidad en 1996, es decir, hace 23 años.

El 27 de febrero, 318 afiliados votarán al nuevo presidente de ese organismo, sin embargo, debido a que el sufragio de cada afiliado vale más según su antigüedad, en realidad están en disputa 635 votos.

Comentarios