Sin duda, una de las contribuciones más importantes para conocer parte de la historia de Pachuca se debe al talento, investigación, y de la mano del arquitecto Mario Viornery Mendoza.

Muy conocido, tanto como servidor público, desempeñando diversos cargos, como en el ejercicio de su otra vocación: la política, ha dejado importante legado.

Caballero, de finas maneras, pero no exento de carácter y decisiones, se le recuerda como alcalde de la Bella Airosa y dirigente del PRI, entre otras responsabilidades que cumplió con impecable acierto.

Un malhadado accidente automovilístico, sobre la carretera México-Pachuca, puso un alto temporal en sus actividades, sobre todo porque aparecía entre la lista de los más probables para contender por la gubernatura del estado.

Su libro Relatos de barrios y colonias de Pachuca recibió los más exitosos comentarios. Hoy se atesora en muchas bibliotecas.

Incluye pequeñas biografías de lugares que identifican a la capital de Hidalgo, así como a sus figuras más significativas.

Entre ellos: El Arbolito, Barrio de la Alta California, El Atorón, San Juan Pachuca, El Lobo, San Bartolo, Venta Prieta, El Mosco, El Cerezo, La Palma, Las Lajas, Camelia, Maestranza, Cubitos, La Surtidora, escuela Julián Villagrán, y lo que tituló: “Historia de un esfuerzo familiar” Jorge Conde Gómez.

También: Manuel Parra Mata la Mano Negra, Restaurante La Blanca, “Así nació la Ten-Pac”, “Los taxistas en Pachuca, un gremio con historia”, Lupe Méndez el Billetero, arena Afición, maderería La Surtidora y Daniel Campuzano Barajas el Compa Campu.

No podría olvidarse la inclusión de imágenes, en donde el autor fue igualmente insistente y que enriquece su valioso aporte.

En la presentación de la obra Viornery Mendoza citó: “Fue en las inclinadas faldas de los cerros de San Cristóbal, El Cuixi, La Magdalena, Santa Apolonia, Cubitos y El Lobo donde nacieron los antiguos barrios mineros, que alrededor del poderoso atractivo de la plata dieron vida a la ciudad de Pachuca, tierra acariciada por los vientos que le concedieron el cariñoso título de la Bella Airosa”.

Manifestó también: “Aún hoy podemos escuchar relatos y narraciones de las familias que continúan ahí, en los viejos barrios, quienes con satisfacción platican del gran esfuerzo con el que sus hombres y mujeres construyeron la Pachuca que hoy conocemos, destacando con orgullo la vida de aquellos que lograron sobresalir, convirtiéndose en personajes legendarios, no solo para sus barrios, sino para la ciudad entera”.

En otro capítulo que titula: “Defensa de la identidad de los barrios y colonias de Pachuca”, apuntó: “En las pláticas entre amigos es frecuente escuchar historias personales, o de las familias, o del lugar de origen. Muchas veces oímos decir con profunda satisfacción: ‘Yo nací en Pachuca y mi familia también’”.

Formuló un llamado y no se puede soslayar: “No permitamos que llegue a ser una ciudad ajena al cariño de quienes viven en ella, lo que advertimos con frecuencia cuando el crecimiento se desborda y se pierde la identidad, cuando los vecinos no se conocen ni se tratan y no existe comunicación”.

No olvidó al centro histórico: “En la mayor parte de las viejas ciudades, su centro histórico encierra la magia de un ambiente que se ha transformado con el paso de los años”.

Y:“Es aquí donde las huellas de su pasado muestran, para propios y extraños, la secuencia de su historia. Es aquí, en unas cuantas calles, donde se encierra la historia común. Donde las familias encuentran añoranzas y recuerdos”.

Enumeró sitios especiales: “Para todo pachuqueño el Reloj monumental es motivo de presunción… y podríamos referirnos al antiguo edificio de Las Cajas… se anotaría, igualmente, el edificio que se ocupara como primer Palacio de Gobierno…
“Cómo no mencionar el magnífico monumento a Hidalgo, con sus águilas labradas en una sola pieza de fino mármol de Carrara.”

Profundo recorrido por mercados, escuelas y hospitales y el sobrio convento de San Francisco.

Libro de un pretérito de varias etapas, al que se suma, por lo que Viornery Mendoza ha significado el reconocimiento de quien es parte igualmente de su historia.

Comentarios