DDESER
Pachuca

Los métodos abortivos caseros han sido usados desde hace varias generaciones como la solución ante un embarazo no deseado, pues pese a los avances médicos, muchas mujeres prefieren recurrir aún a esa alternativa debido a la falta de información, el poco o nulo apoyo, su edad, estado civil, religión, marco legal, entre otros factores.
No se sabe con exactitud el número de mujeres que optaron por este método para interrumpir su embarazo porque la mayoría prefiere mantenerse en anonimato; no obstante, a continuación te presentamos una entrevista realizada a una mujer de 75 años a quien solo identificaremos como “E”, la cual nos platicó sobre los abortos que su hermana se realizó desde 1955.

Nadia: ¿Sabes qué edad tenía cuando se realizó el primer aborto?
E: No recuerdo muy bien pero creo que fue a los 13 años. Mi hermana “L” estaba bien chamaca.

Nadia: ¿Cuántos abortos se realizó?
E: Fueron varias veces, siempre esperaba de ocho a 15 días a que no le bajara para realizarlo. Se los hizo de diferentes maneras, pero mínimo que recuerde fueron 10 o 15 veces.

Nadia: ¿Qué métodos o qué remedios usaba?
E: Regularmente té de hierbas, que eran ruda, pirul, canela, zoapatle, chocolate, piloncillo y no recuerdo qué más. Ese té se tomaba en ayunas, era un jarro por día hasta que terminara de sangrar. También llegó a usar inyecciones de Metrigen fuerte, esa se la ponía una partera, igual se les llamaba rinconeras, la señora era madrina de mi prima “S” y como a ella se la puso cuando tenía como 12 años, pues se la recomendó a mi hermana. Creo en el seguro las ponían, pero para que no se enteraran mis papás iba con la partera. Le llegaron a poner algo que le decían “la sonda” era una manguerita que en la punta tenía una ancla, la insertaban en la vagina y la perforaban.

Nadia: ¿Hubo alguna consecuencia al usar esos remedios?
E: Sí, una vez tuvo una hemorragia muy fuerte y tuve que llevarla al hospital. Se mandó con la cantidad de té y me dio un buen susto.

Pese a los años, para la mujer de la entrevista, como para muchas en nuestros tiempos, resulta difícil conversar sobre este tipo de temas, motivo por el cual es complicado encontrar sitios de apoyo para quienes deciden abortar, pues estos regularmente se encuentran en la Ciudad de México, lo que se convierte en la principal razón por la que, al realizar una búsqueda por Internet, podemos encontrar todavía remedios caseros como los mencionados para realizar un aborto, métodos que, pese a haber sido utilizados por generaciones, no dejan de representar un riesgo para la salud, pues “cuando los servicios de aborto son inaccesibles para las mujeres que los necesitan o cuando las leyes de aborto son restrictivas […] tiene un impacto negativo en el ejercicio de los derechos de las mujeres, sus oportunidades de vida y su futuro” (GIRE, sf).

Visita
Si te quedaste picado, no te preocupes, tenemos más de donde salió esto para mantenerte despierto toda la noche, por eso visita www.revistadandoydando.com.mx o búscanos en Facebook como Revista Dando y Dando, donde tenemos más y más para darte de qué hablar

¿Qué métodos o remedios usaba?

Regularmente té de hierbas, que eran ruda, pirul, canela, zoapatle, chocolate, piloncillo
y no recuerdo qué más.
Ese té se tomaba en ayunas, era un jarro por día hasta que terminara de sangrar

Comentarios