Pachuca.- Los pulmones son una de las partes más importantes del cuerpo. De hecho, podría decirse que son fundamentales para vivir, ya que permiten respirar. Por lo tanto, una de las funciones más importantes de los pulmones es permitir la aspiración de aire y de oxigeno que el cuerpo necesita. Es así que cuidar de ellos es fundamental para gozar de una buena salud. Es por ello que a continuación le presentamos algunos remedios naturales para limpiar y fortalecer los pulmones.

Hacer ejercicio

El ejercicio es fundamental para gozar de una buena salud. En este caso, los entrenamientos aeróbicos son una excelente idea ya que ayudan a que los pulmones se hagan más fuertes y resistentes. Al respecto podemos correr, caminar, nadar, jugar futbol o realizar cualquier otra actividad que implique ejercitar la respiración.

Dejar de fumar

Uno de los hábitos más nocivos para la salud, especialmente para los pulmones, es fumar. Por lo tanto, si es una persona fumadora lo mejor sería dejar de hacerlo. Dejar de fumar le ayudará a fortalecer y limpiar los pulmones, algo que su cuerpo le agradecerá. Recuerde que el tabaquismo es el principal causante de cáncer de pulmón.

El ajo

Se ha comprobado que el ajo es un producto natural que ayuda a abrir los bronquios, permitiendo respirar mejor. Por si fuera poco, el ajo también limpia los pulmones gracias a que elimina materiales nocivos que se suelen alojar en ellos. El consumo de ajo es muy sencillo y puede hacerse de varias formas.

Hacer ejercicios de respiración

Evidentemente realizar ejercicios de respiración es excelente para gozar de una buena salud pulmonar. Sobre todo respirar correctamente es de ayuda para que nuestros pulmones sean más fuertes. En ese sentido, una opción es hacer yoga.

Vapor aromático

Los especialistas también recomiendan aspirar vapor aromático, sobre todo el que contiene eucalipto o limón. Ese tipo de remedio es perfecto para limpiar los pulmones, provocando que gocen de mejor salud. En estos casos lo mejor es hervir agua y agregar hojas de eucalipto o limón y aspirar el vapor tapando la cabeza con una sábana. Una opción más sencilla es comprar un humidificador.
Otra opción es disminuir el consumo de grasas en la dieta diaria. De esa manera se limpian los pulmones. Una recomendación es elevar el consumo de productos ricos en antioxidantes y nutrientes como frutas y verduras. Por lo tanto, debe disminuirse el consumo de lácteos y embutidos.

Estar al pendiente de la contaminación

Aunque muchas veces no puede evitarse, el contacto directo y constante con la contaminación puede ocasionar serios problemas respiratorios. Por lo tanto, es importante estar al pendiente de ese problema. Lo mejor es seguir los consejos de los especialistas, tratar de evitar estar en contacto directo con contaminantes, realizar ejercicio e ir a espacios naturales como parques.

Comentarios