Renuevan museo con tecnología

154
tecnologia

Ciudad de México

El Museo de Ciencias Naturales de Houston inauguró recientemente una de las exhibiciones más completas y avanzadas, a decir de ellos, sobre la ciencia y tecnología aplicada a la energía.

La muestra se presenta en la sala Wiess Energy Hall 3.0, renovada y ampliada, que mide 2 mil 800 metros cuadrados; además, reúne las tecnologías más modernas de proyección, audio, luz y efectos especiales, para proyectar experiencias conocidas como 3.0.

El visitante puede caminar sobre una moderna plataforma de perforación petrolera en alta mar, controlada por un grupo de robots de ciencia ficción. Casi en el centro de la sala hay una réplica de una perforadora de poco más de cuatro metros de diámetro.

Otra de las nuevas atracciones es el Geovator, una nave de 10 toneladas que conduce hacia las profundidades de la Tierra y luego viaja en el tiempo hacia el periodo Cretácico, para ver a algunos dinosaurios y el impacto de un meteorito. El recorrido dura siete minutos.

La sala Wiess Energy Hall 3.0 también tiene como novedad la llamada Energy City, un paisaje tridimensional de más de 230 metros cuadrados que representa a Houston, las aguas del golfo de México y los territorios de sureste y centro de Texas. Ese modelo utiliza tecnología de mapeo de proyección de última generación.

El Eagle Ford Shale Experience es otro recorrido en una nave llamada EFX 3000 y pilotada por el robo DAR-C, en el que se conoce un poco sobre cómo se extrae el petróleo y el gas de esquisto en Texas.

En esa atracción, que dura 10 minutos, puede descenderse al fondo de un pozo petrolero y adentrarse en los espacios de una microfractura hidráulica.

Además de esa exhibición permanente, el Museo de Ciencias Naturales de Houston tiene otras atractivas opciones, como el Salón de Paleontología o una muestra especial de Fabergé que estará disponible hasta el 18 de abril de 2018.

Comentarios