Renuncia Olvera Mota; pide que dirigentes hagan lo mismo

395

Entre dichos personajes señaló a Carlos Mendoza Álvarez, quien dijo que “de facto usurpa la dirigencia del movimiento”, hizo todo lo posible por excluirlo de la vida interna del partido y encabezó una campaña para denostarlo por no ser afín a sus intereses

Pachuca.- Pese a que el Tribunal Electoral del Estado de Hidalgo (TEEH) ordenó la restitución de Alejandro Olvera Mota como representante de Morena ante el Instituto Estatal Electoral (IEE), el domingo presentó su renuncia al cargo y llamó a dos integrantes de la dirigencia estatal, a quienes acusó de “actuar de manera facciosa”, a hacer lo mismo.

Al respecto, el morenista explicó que sus adversarios intentaron sacarlo del partido “a la mala”, pero no por actuar en contra de alguien, “sino porque no soy parte del pequeño grupo de interés de quienes se creen dueños del partido en Hidalgo”.

Entre dichos personajes señaló a Carlos Mendoza Álvarez, quien dijo que “de facto usurpa la dirigencia del movimiento”, hizo todo lo posible por excluirlo de la vida interna del partido y encabezó una campaña para denostarlo por no ser afín a sus intereses.

“Desde hace más de un año este personaje se dedicó a impedir que hiciera mi trabajo de manera institucional, ocultándome cualquier notificación que sobre el proceso electoral llegara a las oficinas del comité estatal, llegando al punto de que una vez que iniciaron los registros de planillas a los ayuntamientos no se me entregó la clave de registro para subir los datos en el sistema del INE.”

Asimismo, dijo que no le fue proporcionado ningún expediente completo, de ningún candidato, a ningún cargo de elección popular. Sin embargo, y a pesar de ese gravísimo “acto de irresponsabilidad partidaria”, se logró en los últimos tres días de registro de aspirantes, acreditar 75 plantillas de Morena Hidalgo.

Al igual que Mendoza Álvarez, acusó a Andrés Caballero de “actuar de manera facciosa” al interponer siempre sus intereses personales a los del movimiento, y “confabularse” para dejar a los candidatos de Morena en el abandono y sin el financiamiento al que por ley tenían derecho.

Lo anterior, pues aseveró que de los más de 19 millones de pesos que el partido recibió para la pasada elección, por concepto de prerrogativas electorales, a la mayoría de candidatos no les fue entregado recurso para campañas, y los resultados son públicos.

“Que este pequeño grupo de intereses me acuse de lo que ellos mismos provocaron no me ofende, todo lo contrario, me llena de orgullo porque significa que somos diferentes, diametralmente distintos”, abundó.

Sobre la acusación por la cual fue destituido de su encargo por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) de Morena, recordó que se debió a que una militante lo acusó de no registrarla como regidora en Mineral de la Reforma, pero nunca fue notificado al respecto, por lo que el Tribunal le dio la razón.

No obstante, expresó que “lo extraño de la situación” es que sí registró a su compañera de partido, como consta en el acuerdo de registro del IEE.

Por ello, llamó a Andrés Caballero y Carlos Mendoza a que “por decoro y dignidad política” presenten la renuncia a los cargos que ostentan, pues opinó que “hasta en las organizaciones políticas más antidemocráticas, dirigencia que pierde se va”, y en lo personal asumió la parte que le corresponde “por no haber logrado del todo vencer sus prácticas de exclusión y agandalle”.

#DeInterés

Comentarios