Pachuca

Tras la fuga de internos del centro de reinserción social (Cereso) de Pachuca, la Secretaría de Seguridad Pública estatal (SSPH) dio a conocer las renuncias de Artemio Ramos Montaño y Antonio Díaz Hernández, quienes se desempeñaban como director y subdirector jurídico, respectivamente.
A cargo se encuentra Cuauhtémoc Valdés Lugo, director general de prevención y reinserción social, hasta asignarse a los responsables de dichas áreas.
Además, funcionarios y personal de seguridad y custodia de dicho centro penitenciario permanecen sujetos a investigaciones por parte de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo, instancia que inició la carpeta de investigación 12-2016-11289.
La SSPH informó que continúa el operativo de búsqueda de los tres internos evadidos, además de haberse solicitado la colaboración de entidades federativas aledañas.
Ramos Montaño fue designado director del Cereso Pachuca el 3 de febrero. En nueve meses al frente de la penitenciaria capitalina, el exfuncionario enfrentó dos fugas de reos.
El 25 de febrero Ángel Maya González aprovechó un descuido de los custodios para fugarse por el área de enfermería. El convicto estaba recluido por el delito de feminicidio.
El 5 de noviembre tres reos brincaron la barda y escaparon de esa misma cárcel, dos acusados de secuestro y uno por robo agravado. El reporte ocurrió cerca de las 17 horas.

Comentarios