En la capital hidalguense, la plaza Constitución se convierte en una gran clínica y estética itinerante donde las imágenes del Niño Dios son reconstruidas, ataviadas y acicaladas para su mejor presentación el día de hoy ante el altar.

Niño Dios,fe
Niño Dios,fe
Niño Dios,fe
Niño Dios,fe
Niño Dios,fe

Comentarios