Repasa Lubezki su carrera

82
Lubezki

FROYLAN ESCOBAR / AGENCIA REFORMA
Ciudad de México.- Emmanuel Lubezki recordó, durante una hora, sus inicios en la fotografía y repasó su trayectoria dentro del mundo de la cinematografía en una conferencia como parte del cierre del festival de fotografía, alojado en las instalaciones del centro cultural universitario.

El domingo, en punto de las 20 horas, el tres veces ganador del Oscar, por cintas como El renacido (2015), Birdman (2014) y Gravedad (2013), se ubicó en el centro del escenario de la sala Nezahualcóyotl, acompañado de un moderador.

“La primera vez que vi una cámara fue en casa de mis padres.

“Algo en la reflexión del lente y cómo la luz acariciaba su superficie fue lo que me llamó mucho la atención. Fue la primera vez que pensé que había algo interesante y misterioso en la fotografía”, inició Lubezki.

Reforzado con videoclips de cintas en las que ha participado, el fotógrafo contó sus experiencias, así como los retos que ha enfrentado.

“El trabajo del cinematógrafo es ayudarle al director a traducir sus ideas a imágenes. Por un lado, sin el director no hay cinematografía. Mi trabajo es resolver visualmente lo que los directores tienen en la cabeza.

“Para mí, el cinematógrafo no es un artista, es un artesano, si el director logra elevar el trabajo del cinematógrafo a otra esfera, qué increíble, pero, en realidad, la cinematografía es una artesanía: tienes que aprender a observar, a usar cámaras, a comunicarte con directores, plasmar ideas.”

Orgulloso de estar en su alma mater, e impartir una charla, Lubezki se abrió con su público, conformado por alumnos y maestros.

Luego de unos minutos de plática, hubo una sesión de preguntas y respuestas en donde la mayoría de los jóvenes aprovechó para expresar su cariño y gratitud hacia el exponente.

Al finalizar, Lubezki, reconocido por películas mexicanas como Bandidos (1991), Como agua para chocolate (1992), Y tu mamá también (2001), entre otras, firmó autógrafos y se tomó algunas fotografías con el público asistente.

Algo en la reflexión del lente y cómo la luz acariciaba su superficie fue lo que me llamó mucho la atención. Fue la primera vez que pensé que había algo interesante y misterioso en la fotografía

Emmanuel Lubezki
Cinematógrafo

Comentarios