El CCPI atendió los casos para reunir a los involucrados con sus familiares

 Tulancingo.-
En el primer trimestre de 2018, el Centro Comunitario de Protección a la Infancia (CCPI) atendió dos casos de menores de edad repatriados al intentar cruzar a Estados Unidos.
Los jóvenes, ambos varones de 16 y 17 años, respectivamente, fueron detectados en la frontera norte de México por personal del centro comunitario, dependiente del DIF Hidalgo, por lo que fueron asistidos para regresarlos con sus familiares.
Uno de ellos dijo ser originario de la localidad de Santa Ana Hueytlalpan, en Tulancingo, mientras el otro es oriundo de San Bartolo.

De acuerdo con cifras de la dependencia y de autoridades asistenciales de Tulancingo, al año se registran tres o cuatro casos de menores de edad repatriados al intentar cruzar la frontera entre México y Estados Unidos.
En 2014, CCPI inició operaciones como respuesta ante los altos índices de repatriación de menores, con 15 casos en ese año.
Debido a los programas de contención y arraigo a migrantes, además de la constante rigidez en las medidas migratorias por el gobierno americano, a partir de 2016 disminuyeron los casos de migración infantil, de acuerdo con las autoridades.

De lo anterior, el CCPI realiza medidas preventivas para evitar la migración infantil implementando medidas de trabajo en conjunto con múltiples dependencias.
Entre las localidades con mayores índices de migración de menores de edad destaca Santa Ana Hueytlalpan, por lo que el CCPI, así como en otras, realiza jornadas de concientización y conferencias informativas en torno a la migración infantil con el objetivo de difundir los riesgos que implica para un menor viajar solo, y en caso de cruzar con éxito, exponerse a empleos informales, de riesgo y de baja remuneración.
Todos los servicios que ofrece el CCPI, principalmente en atención a menores de edad con riesgo migratorio, son gratuitos.

Comentarios