Reporta Gobernación mil 500 detenidos en protestas

417

Ciudad de México

Los disturbios ligados a las protestas por el alza al precio de las gasolinas, que han dejado al menos seis muertos y más de mil 500 detenidos, continuaron ayer en México, aunque con menor intensidad, mientras el presidente Enrique Peña Nieto apeló a la comprensión ciudadana para la decisión de “optar por el mal menor”.
El subsecretario de Gobernación (Segob) René Juárez Cisneros informó en conferencia de prensa que los disturbios de los últimos cuatro días derivaron en la detención de mil 500 personas, quienes, en su mayoría, fueron consignadas por actos de vandalismo.
Juárez Cisneros estimó que tanto en el Estado de México, donde se concentran más manifestaciones y disturbios, como en la capital del país, ya existen condiciones para “regresar a la normalidad”, sin embargo se registraron más saqueos en dos tiendas de autoservicio ubicadas en la delegación Tláhuac, donde se logró la detención de 29 personas.
René Juárez aseguró que se restableció la circulación en la mayoría de puntos carreteros bloqueados y 95 por ciento de las plantas de abastecimiento de combustible opera con normalidad.
Continúan manifestaciones
y bloqueos

El alza al precio de las gasolinas y el diésel de entre 14 y 20 por ciento decretado por el gobierno federal y que entró en vigor el primero de enero ha causado multitudinarias protestas en todo el país, ligadas en muchos casos a actos vandálicos y saqueos a comercios, que dejaron hasta ahora seis muertos.
Dos personas murieron en el puerto de Veracruz, en una de las zonas donde existieron disturbios, otra en un municipio al sur de ese estado al ser atropellada por un vehículo que trataba de huir de la Policía tras unos saqueos, y un policía perdió la vida en la Ciudad de México al intentar detener un robo. Miguel Ángel Yunes, gobernador de la entidad, elevó la cifra de detenidos en el estado a 300 y anunció la llegada de refuerzos federales, en concreto, de elementos de la Gendarmería.
En Monterrey, Nuevo León, la noche del jueves un grupo de personas atacó el palacio de gobierno mientras asistentes a la protesta desautorizaban la violencia al grito de “ese no es el pueblo”.
Las autoridades del estado indicaron que 182 personas fueron detenidas y el gobernador Jaime Rodríguez dijo que los arrestos continuarían y no se permitiría más violencia, aunque reconoció que ni los municipios ni el estado cuentan con suficientes policías.
En la ciudad de Tapachula, en Chiapas, un grupo de jóvenes continuó saqueando, por segundo día, tiendas departamentales y de telefonía celular, por lo que empresarios gasolineros decidieron cerrar al menos 25 estaciones como medida de seguridad. Las únicas dos gasolineras que abrieron a las afueras de la ciudad concentran largas filas de automóviles y tráileres.
En la ciudad de Puebla, comerciantes de la central de abasto decidieron enfrentar a los saqueadores. Se volvió una campal. Grupos de civiles comenzaron a llevarse mercancía, por lo que comerciantes se organizaron para defenderse de delincuentes amagándolos con piedras, palos y diversos objetos. Elementos policiales acudieron al lugar para intentar contener el disturbio.
Asimismo, cuatro personas fueron detenidas por intentar saquear varias tiendas ubicadas en el bulevar Coss y Emilio Carranza, en Saltillo, Coahuila. Lo que siguió fue un enfrentamiento entre civiles y la Policía municipal con activación de código rojo. Situaciones similares se reportaron en las tiendas HEB de plaza Real y La Nogalera, sin que se tenga hasta el momento algún reporte de personas lesionadas.
Organizaciones, estudiantes, trabajadores, obreros, jefas de familia y sociedad civil en general salieron el viernes a las calles de Ciudad Juárez, Chihuahua, y marcharon en contra del gasolinazo. Portando varias pancartas y cartulinas en las que manifestaron su total rechazo, más de 500 inconformes con el estado que guarda el país recorrieron las principales calles de la ciudad.

El alza al precio de las gasolinas
y el diésel de entre 14 y 20 por ciento que entró en vigor el primero de enero ha causado multitudinarias protestas en todo el país, ligadas en muchos casos a actos vandálicos y saqueos a comercios, que dejaron hasta ahora seis muertos

Comentarios