Reprimen protestas en Chile y Honduras

189
protesta

 

Ciudad de México.-

En América Latina, miles de manifestantes salieron a las calles para exigir mejoras laborales este primero de mayo.
En Chile exigieron cambios a la reforma laboral de Sebastián Piñera, donde cientos de policías reprimieron a los inconformes, así como en Honduras; mientras, en Bolivia, el presidente Evo Morales anunció un aumento al salario de 3 por ciento.

Choques entre manifestantes
y carabineros en Chile

Miles de chilenos marcharon por las principales calles del país para conmemorar el Día del Trabajo y entre sus demandas exigieron que los cambios a la reforma laboral, que propone el gobierno de Sebastián Piñera, se realicen a través de un debate parlamentario.
En Santiago, la marcha finalizó con enfrentamientos entre manifestantes y miembros del Grupo de Operaciones Policiales Especiales de Carabineros de Chile (Policía armada).

Reprimen protestas con gases lacrimógenos en Tegucigalpa

Cientos de policías antimotines reprimieron ayer a miles de manifestantes atacándolos con bombas lacrimógenas, mientras celebraban con una marcha el Día Internacional de los Trabajadores en Tegucigalpa, Honduras.
Los manifestantes se dispersaban en medio de una densa capa de humo mientras estallaban las bombas en el parque central de la capital, de donde también tuvo que escapar del gas Manuel Zelaya, expresidente derrocado en 2009.
Algunos manifestantes cargaban en brazos a niños intoxicados y otros corrieron por las estrechas calles para alejarse del humo.

Evo Morales anuncia alza salarial de 3 por ciento

El presidente de Bolivia Evo Morales anunció un aumento salarial de 3 por ciento y el incremento en 5 por ciento del sueldo mínimo nacional, que pasará de 2 mil a 2 mil 60 bolivianos (287 a 295 dólares).
En un acto por el Día Internacional del Trabajo y luciendo un casco de minero, Morales participó junto a sindicalistas de la Central Obrera Boliviana (COB) en una marcha de obreros en la ciudad de Oruro, 230 kilómetros al sudoeste de La Paz.
Sin embargo, analistas advierten que la medida solo compensa una parte de los salarios afectada por el aumento de precios. “El incremento de 5.5 por ciento al haber básico es solo una reposición de la capacidad de compra del salario perdida por efecto de los precios”, precisó el analista Carlos Arze, del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla).

Comentarios