La Academia Interamericana de Derechos Humanos publicó el Ranking de las estrategias en materia de gobierno abierto en los municipios de México. En ellas, se incluyen a los municipios de Hidalgo más poblados: Pachuca, Mineral de la Reforma, Tulancingo, Huejutla y Tula. Y, para desgracia de quienes vivimos en Hidalgo, ninguno de los municipios citados atiende principios de transparencia, participación ciudadana o colaboración. El menos peor de los municipios evaluados fue Tulancingo, y su calificación fue “mala”. Se encuentran en el mismo lugar Pachuca, Mineral de la Reforma y Tula, cuyo desempeño fue considerado deficiente. En el último lugar de la entidad está Huejutla, que tuvo la más baja puntuación. Es decir, las y los hidalguenses no conocen gobiernos que faciliten la comunicación ni que muestren con claridad datos o trámites que hagan la relación ciudadano-gobierno más fácil. Por ejemplo, Tulancingo, que es el mejor evaluado de Hidalgo (obtuvo 24 puntos), se encuentra en el lugar 82 de 204 municipios. Su desempeño fue considerado como malo y entre las deficiencias que tiene, al igual que las otras demarcaciones hidalguenses, fue que su portal oficial carece de un aparato de transparencia focalizado o de datos abiertos; no cuenta con herramientas que faciliten al usuario la comunicación con la autoridad municipal; no actualiza sus datos; tampoco categoriza por temas y subtemas la información; y los documentos que muestra son ilegibles para el usuario. Además, la información que presenta “no posee una utilidad real para la toma de decisiones de los ciudadanos”.  Es decir, la ciudadanía de esos municipios enfrenta obstáculos para una comunicación eficaz con sus gobiernos y no pueden acceder a la información que es de su interés, entre otros parámetros. Frente a este panorama, los nuevos gobiernos, que comenzaron su gestión el 5 de septiembre, tienen una oportunidad para mejorar en ese aspecto. Si lo hacen, las y los ciudadanos verán cómo mejora su calidad de vida. Si logran hacerlo las actuales administraciones, el ciudadano querrá tener continuidad con sus gobiernos municipales. No debe ser tan caro actualizar y ser un gobierno digital, tal como lo plantea el actual gobernador Omar Fayad Meneses. De filón. Parece que el futuro nos alcanzó. Ayer se instaló el comité de contingencias ambientales en Pachuca y Mineral de la Reforma. ¿Por qué aquí? Pues porque ambos municipios concentran 23 por ciento del parque vehicular y porque ya en los dos últimos años se han registrado en algunas ocasiones “episodios de altas concentraciones de contaminantes de ozono y de partículas”. Bueno, para saber qué tan enfermo está el paciente, lo primero es medir. Ya después veremos qué hacemos.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios