El procurador Raúl Arroyo comentó que este año podría iniciar la construcción del espacio

Pachuca.- El procurador General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) Raúl Arroyo González comentó que este año podría iniciar la construcción del cementerio forense que requiere la dependencia.

El sitio requeriría recursos por más de 10 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP); no obstante, el funcionario precisó que el proyecto aún está en etapa de análisis, principalmente por la definición del sitio donde quedaría asentado.

El lugar, agregó, tendría que ocupar una extensión aproximada de una hectárea y albergaría alrededor de media centena de cadáveres que actualmente están en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo); sin embargo, confió en que el espacio no deba ampliarse posteriormente y tampoco se llene.

Asimismo, afirmó que actualmente la morgue no ha sido rebasada en su capacidad, pero refirió que la edificación del cementerio es necesaria para evitar situaciones como las ocurridas en Jalisco y Guerrero, donde cadáveres fueron depositados en cajas de tráileres ante el sobrecupo.

Por otra parte, aclaró que los restos de las víctimas de la explosión en Tlahuelilpan no representan un sobrecupo para el espacio, pues fueron depositados en una cámara frigorífica que cuenta con mejores condiciones para su correcto resguardo y análisis.

A finales del año pasado, durante su comparecencia en el Congreso local, Arroyo González planteó ante legisladores la necesidad de contar con un cementerio forense, luego que se había sobrepasado la capacidad de las morgues de la entidad por poco más de 60 cuerpos que no habían sido identificados o reclamados.

Además, información proporcionada por la unidad de trasparencia del Poder Ejecutivo de Hidalgo, dio cuenta que en los últimos seis años en el estado 265 cuerpos fueron enviados a la fosa común luego que ningún familiar acudió a reclamarlos y se agotaron los medios de investigación en cada caso, lo que representa un promedio de 44 cadáveres sin identificar al año.

  • Afirmó que la morgue no ha sido rebasada en su capacidad, pero refirió que la edificación del proyecto es necesaria para evitar situaciones como las ocurridas en Jalisco y Guerrero, con cadáveres depositados en tráileres ante el sobrecupo

Comentarios