Pachuca.- Diputados locales resaltaron la corrupción que prevalece en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), específicamente en las agencias de Ministerio Público; mientras que la dependencia dio a conocer que existen procedimientos por comportamientos indebidos contra casi 100 servidores públicos.

Durante la comparecencia del procurador Raúl Arroyo González ante el Congreso de Hidalgo, este viernes, legisladores de distintas fracciones cuestionaron el desorden que existe para la atención a la ciudadanía a través del área que representa un primer contacto.

La diputada Areli Miranda dijo que es necesario reorganizar la dependencia de manera inmediata, mientras que Jajaira Aceves expresó que los Ministerios Públicos representan el área más corrupta de la Procuraduría pues incluso piden dinero al momento de tomar la declaración o en ocasiones no atienen a las personas.

El diputado José Luis Muñoz Soto relató supuestos casos de corrupción donde un agente del Ministerio Público decía estar por encima del propio procurador; mientras que algunos otros diputados cuestionaron qué hará la dependencia para resolver el problema.

Al respecto, el procurador Raúl Arroyo respondió en sus distintas participaciones que 96 servidores públicos de la PGJEH tienen procedimientos dentro de la institución por comportamientos indebidos; de ellos 89 son agentes del Ministerio Público, cuatro Policías de investigación, dos administrativos y un perito.

Además otros 10 servidores públicos de la dependencia enfrentan procesos ante la Fiscalía Anticorrupción de la entidad, por lo que dijo, habrá cero tolerancia y ya trabajan en cambiar el comportamiento su personal.

Más información en la edición impresa de mañana

Comentarios