Resaltan errores en serie de Luis Miguel

401

Ciudad de México

El éxito arrollador de “Luis Miguel, la serie” es indiscutible, pero la producción tuvo errores que dieron de qué hablar durante la primera temporada.

Domingo tras domingo, los usuarios de Twitter comentaron lo más relevante de la trama de ese día, pero también hicieron referencia a las fallas de continuidad o cronológicas que aparecieron en los capítulos.

Esto fue algo de lo que más se habló sobre los errores de la serie que hoy termina.

En una escena, Luis Miguel está con sus amigos en la piscina pasando un buen rato en 1988, mientras juegan a “me caso, lo mato o me acuesto”, una dinámica que no existía en esa época porque fue creada hace apenas unos años y se popularizó por los youtubers.

Quién sabe cuántas veces repitieron la toma de Luisito Rey, donde una bola de billar, un caballo, una copa de vino y hasta el reloj que trae el actor cambian de lugar en la misma escena.

Entre las decenas de fans que abordan a Luis Miguel, la principal aparece con una blusa y chaleco, pero al instante sale con chamarra, luego vuelve a desaparecer la chaqueta para reaparecer con el chaleco. Todo en menos de un minuto que dura la escena.

La misma fan consigue una foto con Luismi, y aunque trae una cámara de la época de 1980, formato 110, fue criticado que se hiciera una selfie, costumbre que se puso de moda con los smartphones.

Una toma aérea muestra en 1987 la Torre Latinoamericana con un reloj digital, que obviamente, en ese entonces no existía.

La maestra del pequeño Luismi pareció no ser tan buena al dar por correcto que siete por uno es uno, como se ve en el pizarrón del salón de clases.
En esa misma secuencia de cuando Luismi estaba en la primaria, el actor Izan Llunas, quien lo interpreta, escribió en el pizarrón con la mano izquierda, siendo que el Sol es diestro.

Mientras Luisito Rey está comiendo trae la servilleta bien acomodada en el cuello de su camisa, pero esta desaparece y aparece “mágicamente” en la misma escena varias veces.

Comentarios