Uno de los teóricos en ciencia política más importantes del mundo visitó la Autónoma de Hidalgo

Pachuca.-

La universidad puede contribuir al desarrollo, al avance de la sociedad, si es completamente autónoma, declaró Gianfranco Pasquino, uno de los teóricos en ciencia política más importantes del mundo, quien visitó la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) para ofrecer talleres y conferencias.

En entrevista, el autor de obras como Diccionario de política y Manual de ciencia política emitió su opinión sobre la situación actual por la que pasa la máxima casa de estudios de la entidad en relación a la imposición de un contralor interno por parte del Congreso estatal. “Creo que si el poder político entra a la universidad va probablemente a obstaculizar los pensamientos que se comparten, va a intentar introducir ideologías que no son necesariamente científicas, va a distorsionar toda la actividad académica”.

Agregó que lo anterior lamentablemente es seguro, debido a experiencias sufridas en países latinoamericanos, donde ese tipo de intromisiones no fueron positivas. “Espero que la Universidad de Hidalgo sea bastante fuerte para oponer resistencia al poder político”, expresó.

Indicó que una institución educativa pública y autónoma no puede ser igual a otra donde se involucre el gobierno, pues otra de las cosas, y de acuerdo con como observó la situación actual que vive la UAEH, es que el manejo del dinero suele ser un problema si lo maneja el Estado.

“Si hay alguien fuera de la universidad que intenta construir su poder político, haciendo uso de la universidad, eso no produce nada bueno desde el punto de vista de los conocimientos y de la sociedad en general”, puntualizó Gianfranco Pasquino.

Sobre el camino trazado por la máxima casa de estudios de la entidad para ser visible a nivel mundial, refirió que va en el camino correcto. “Creo que aprender otros idiomas, conocer cómo funcionan otras universidades, escribir en revistas extranjeras, realizar intercambio, es algo muy útil y produce algo positivo para las universidades. Es decir, el mundo es globalizado y debemos globalizar los conocimientos y a los que conocen algo”, apuntó.

“Las estadísticas dicen que esta es una buena universidad, creo que prepara a los alumnos de una manera significativamente importante. Debería continuar siendo una universidad autónoma. Cuando los políticos intentan controlar la universidad, nunca es algo bueno, porque no es solo la autonomía de la universidad, sino de los profesores y de los alumnos”, subrayó.

Creo que si el poder político entra a la universidad va probablemente a obstaculizar los pensamientos que se comparten, va a intentar introducir ideologías que no son necesariamente científicas, va a distorsionar toda la actividad académica”

Comentarios