La exdiputada federal por Hidalgo y exdirectora del Sistema de Radio y Televisión estatal (RTH) Martha Gutiérrez Manrique respondió rápidamente a las acusaciones que lanzó ayer José Alberto Calderón López, defensor del exdirector de la coordinación financiera de RTH Carlos BV, respecto a que los contratos por los cuales se le imputa el desvío de recursos del erario público fueron signados por ella, durante su administración al frente del organismo, en el sexenio del exgobernador Francisco Olvera Ruiz. Y no solo rechazó su participación en la malversación de recursos, sino que retó a quienes la señalan: “Tendrán que probarlo jurídicamente y eso es muy sencillo, ya que solo implica mostrar un documento jurídico con mi firma sobre los hechos que narran”. Tal documento, aseguró en una carta enviada a la redacción de este diario, no existe y juzgó que atrás de las acusaciones, lanzadas durante la audiencia intermedia relativa a este caso, hay fines políticos. Pero, ¿quién estaría atrás de esa afrenta? La misma exdirectora de medios impresos de la Secretaría de Gobernación durante el pasado sexenio responde: Francisco Olvera, en cuya administración, dijo, hubo “torpeza, incompetencia, insensibilidad y, como las investigaciones deducen, actos profundos de corrupción”. Las investigaciones en torno a desvíos millonarios durante la pasada administración en Radio y Televisión de Hidalgo están descubriendo un conflicto de naturaleza política, cuyos alcances están aún por verse. Eso sí, sin duda, cimbrarán al partido que detenta el poder en Hidalgo desde hace más de ocho décadas. De filón. El tortuguismo es la norma en el programa denominado Fondo Metropolitano. Sucede que para el ejercicio 2018, que se desarrollará en Pachuca, Tlaxcoapan y Tulancingo, no hay avance alguno. Cero. A pesar de que ya está disponible 30 por ciento del presupuesto.
Total, tranquilos y nos amanecemos.

Comentarios