extorsión,Singuilucan

Singuilucan.- Los policías municipales que acudieron el 13 de julio a la localidad El Susto ante el reporte de un incidente vial actuaron como primeros respondientes y no hubo extorsión a un empresario, cuyo auto se descompuso a la orilla de la carretera.

El actuar de los agentes fue de acuerdo con lo establecido en el código nacional de procedimientos penales vigente, aclaró el director de Seguridad Pública local, Jesús Cortés Hidalgo.

Luis Fosado Santillán, exdirector de Tránsito y Vialidad en Tulancingo, narró a mediados la semana pasada que ese día, el 13 de julio, sufrió un percance en el auto que manejaba dejándolo a un lado de la cinta asfáltica mientras buscaba ayuda.

Al regresar al sitio vio que una grúa se llevaba la unidad, un BMW, por lo que denunció abuso de autoridad y usurpación de funciones. Argumentó que el tramo está a cargo de la Policía federal y por tanto no estaba justificada la intervención de Seguridad Pública de Singuilucan.

Para poder regresarle la unidad, los policías presuntamente le exigieron 3 mil pesos, lo que finalmente ocurrió.

No obstante, por medio de un comunicado aclaratorio el director de Seguridad Pública de ese municipio aseguró que los agentes a su cargo siempre se condujeron con respeto y en apego a los protocolos como primer respondiente.

Respecto al cobro de la grúa, Cortés deslindó a los elementos y aclaró en el comunicado que Fosado Santillán habría establecido un acuerdo con el responsable del servicio, solo para el pago del banderazo.

A mediados de la semana pasada, Fosado Santillán anunció que preparaba una denuncia por presunto abuso de autoridad y usurpación de funciones.

  • El director de la SSP municipal Jesús Cortés aseguró que los policías a su cargo no le pidieron dinero al exdirector de tránsito de Tulancingo para no llevarse su auto en grúa

Comentarios