Responsabiliza OTAN a Rusia de fin de acuerdo sobre misiles

236
OTAN,Rusia,acuerdo

Estados Unidos ayer también abandonó el pacto tras más de 31 años de vigencia

Bruselas.- La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) responsabilizó ayer a Rusia del fin del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF), que firmaron el 8 de diciembre de 1987 al final de la Guerra Fría, y manifestó su respaldo a Estados Unidos, quien ayer también abandonó el acuerdo tras más de 31 años de vigencia.

“Rusia es el único responsable de la desaparición del tratado”, expuso la OTAN en un comunicado luego que su secretario general Jens Stoltenberg ofreció una rueda de prensa.

Lamentó que Rusia no mostró “voluntad” y no implementó medidas para “volver al cumplimiento de sus obligaciones internacionales”.

La alianza atlántica manifestó su apoyo a Estados Unidos al indicar que Washington “cumple plenamente con el tratado, y Rusia no, (lo cual) no es sostenible”.

Acusó que Rusia violó el pacto “a pesar de años de compromiso de Estados Unidos y los aliados, incluida una oportunidad final durante seis meses para cumplir con sus obligaciones del tratado.

“Como resultado, la decisión de Estados Unidos de retirarse del tratado, una decisión totalmente apoyada por los aliados de la OTAN, ahora está tomando efecto”, reiteró.

Aseguró que los aliados están comprometidos con la preservación del control internacional efectivo de armas, el desarme y la no proliferación.

En ese sentido, afirmó que la OTAN responderá de manera responsable a los riesgos que representa el misil ruso 9M729 para la seguridad aliada.

“Hemos acordado un paquete de medidas equilibrado, coordinado y defensivo para garantizar que la postura de disuasión y defensa de la OTAN siga siendo creíble y efectiva”, anunció.

Se comprometió a seguir “defendiendo, apoyando y fortaleciendo aún más el control de armas, el desarme y la no proliferación, como un elemento clave de la seguridad euroatlántica, teniendo en cuenta el entorno de seguridad imperante”.

Estados Unidos acusó a Rusia de desarrollar en secreto misiles de alcance intermedio, que se presume pueden ser lanzados desde sistemas de misiles tácticos Iskander-M, desplegados a lo largo de la frontera occidental del país.

Rusia defiende que esos misiles corresponden a los Novator 9M729, que según Washington tendrían un alcance prohibido de al menos 3 mil kilómetros, pero que el Ministerio de Defensa ruso argumenta que el rango de esos proyectiles no sobrepasa los 480 kilómetros y es incluso 10 kilómetros menor que el de su predecesor, el 9M728.

En diciembre de 1987, Estados Unidos y la ex-Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas firmaron el INF, que luego de poco más de 31 años, en febrero pasado, Washington anunció que abandonaría ese pacto de manera oficial a partir del 2 de agosto de 2019, tras acusar a Rusia de no respetar el pacto durante años.

El 3 de julio, el presidente ruso Vladimir Putin ratificó la suspensión de la participación de Rusia en ese acuerdo.

La retirada de ambas naciones pone fin al tratado que prohíbe el uso de misiles con un alcance de entre 500 y 5 mil 500 kilómetros que había permitido la eliminación de los proyectiles balísticos SS20 rusos y Peshing estadunidenses desplegados en Europa

Comentarios