Rusia,avión militar

Moscú.- Rusia acusó ayer a Israel de haber provocado con sus “acciones hostiles” el derribo accidental por la defensa aérea siria de un avión IL-20 que costó la vida a los 15 militares rusos que se hallaban a bordo, y advirtió a las autoridades israelíes de que se reserva el derecho de dar “pasos de respuesta”.

Las acciones de Israel “no se corresponden con el espíritu de la cooperación ruso-israelí, y nos reservamos el derecho a dar pasos de respuesta”, manifestó en una conversación telefónica el ministro de Defensa ruso Serguéi Shoigú a su homólogo israelí Avigdor Lieberman, según informó la oficina de prensa de la cartera rusa.

El presidente ruso Vladimir Putin adelantó que reforzará la seguridad de sus efectivos desplegados en Siria.

“En cuanto a nuestras acciones de respuesta, estas apuntarán ante todo a dar mayor seguridad a nuestros militares y nuestras instalaciones en la República Árabe Siria”, dijo el jefe del Kremlin, quien añadió que se tratará de “pasos que no pasarán desapercibidos para nadie”.

El Ejército de Israel aseguró por su parte que el régimen sirio de Bachar al Asad es “totalmente responsable” del derribo del avión militar ruso en Siria, además de Irán y la milicia chií Hizbulá.

El derribo fue provocado por las “acciones irresponsables” de Israel, cuyos cazabombarderos atacaron el territorio sirio utilizando el avión ruso, que regresaba a su base en la providencia de Latakia, como pantalla ante la defensa antiaérea siria, denunció el portavoz de la cartera rusa, el general Ígor Konashénkov.

Comentarios