Resurge de los escombros la literatura alemana de la posguerra

712
literatura alemana

Pachuca

Alemania, país invitado de honor de la 29 Feria Universitaria del Libro (FUL) 2016, ofreció una revisión sobre el vuelco de la tradición literaria germana que se gestó a partir del término de la segunda Guerra Mundial, ante un auditorio integrado en su mayoría por estudiantes de educación media y superior.
La conferencia “La literatura alemana después de 1945” fue sustentada por Héctor Orestes Aguilar, escritor, ensayista, lingüista y traductor literario del alemán, francés e inglés y cotraductor de autores italianos como Claudio Magris, Umberto Eco y Antonio Tabucchi.
La plática fue didáctica y emocionante en lo referente a cómo se enfrentaron los literatos germanos a las diversas etapas históricas y sociales por las que ha transitado Alemania desde entonces.
La revisión de los autores seleccionados y sus obras brindó luz sobre el panorama literario de la actual República Federal de Alemania y tuvo lugar en el pabellón internacional Margarita Michelena, instalado en el polideportivo Carlos Martínez Balmori de la Autónoma de Hidalgo.
Orestes Aguilar publicó cuatro libros de crónicas y ensayos, especialmente de literatura centroeuropea; además ha sido traducido al alemán. Es autor de Apuntes por una geografía del limbo, ganador del Premio Nacional de Ensayo Abigael Bohórquez en 1999. También fue agregado cultural en las embajadas de México en Bulgaria, Croacia y Bosnia.
Al ser autoridad en la materia, el conferenciante refirió que existe una interesante muestra de libros alemanes traducidos al español, los cuales dan muestra de las etapas de la literatura alemana de la posguerra, en el desarrollo de todos los géneros literarios, pues estuvieron marcados por el fin de la guerra, lo que significó para los alemanes un trauma histórico que se reflejó en tres tendencias principales: literatura del exilio interior, del exilio y la literatura de los escombros (o de la reconstrucción).
Orestes llevó de la mano a las y los oyentes para transitar por obras de la Literatura de los escombros (Trümmerliteratur) y la del Grupo 47, y no solo a través de los más encumbrados literatos, ampliamente reconocidos y premios Nobel, como Thomas Mann, Stephen Zweig y Günter Grass.
El escritor indicó que

el recorrido de la literatura alemana apunta a la multiculturalidad, a la absorción de los migrantes en la pluralidad de géneros, hasta conseguir una literatura que rompe con la tradición muy filosófica de antes de la segunda Guerra Mundial.

Además, recomendó algunas obras de editoriales como Herder, Siruela, Alfaguara, Taurus, Tusquets, Colofón, Random House, las cuales se esmeran en traer autores alemanes al castellano, puntualizando la conquista de premios Nobel logrados por escritores de la nueva Alemania que apunta a la hibridación social.
Asimismo, el intelectual recordó el trabajo del diplomático mexicano de esa época Gilberto Bosques, quien coadyuvó a la migración europea hacia México y cuya labor, aparte de salvar vidas de intelectuales alemanes judíos, también acercó la gran tradición literaria germana a nuestro país.
Enfatizó la labor del poeta Paul Celan y la ganadora del premio Nobel en 2009 Herta Müller, autora, entre otras obras, de En tierras bajas, El rey se inclina y mata y Todo lo que tengo lo llevo conmigo, la cual refleja el fenómeno de la multiculturalidad, migraciones e hibridación social.
También reveló en qué parte de la FUL 2016 pueden encontrarse las obras de las y los autores alemanes que “han dejado atrás los traumas de la guerra, para ver hacia otros mundos, otros confines, como Gregor Sander o Ilija Trojanow, por mencionar algunos”.

Comentarios