Retiran a ambulante de acceso en central de abasto

302

Tulancingo.- Un puesto de tacos fue retirado por personal de la dirección de mercados y centros de abastos municipal de una de las entradas principales de la central de abasto municipal, sobre el bulevar Pifsal, tras señalarle desde ocasiones anteriores que su ubicación no era adecuada.

El retiro del puesto se realizó en medio de la protesta de algunos de los comerciantes de la zona, quienes argumentaron que se estaba violentando el derecho al trabajo hacia los responsables del puesto con venta de alimentos.

Los funcionarios municipales explicaron que la ubicación del puesto no era adecuada, pues al estar colocado frente a uno de los accesos principales a la central de abasto de Tulancingo, podría complicar labores en caso de atenderse un servicio de emergencia o un siniestro.

La mujer que se ostentó como dueña del triciclo con el que vende tacos y que estaba siendo retirado, presentó un permiso para realizar la actividad comercial, pero se trata de un documento emitido en la anterior administración municipal.

A todos aquellos comerciantes que estaban siendo retirados ya se les había propuesto en semanas anteriores reubicación en otro punto del mismo bulevar Pifsal, lo cual no han aceptado.

Incluso se conoció que esos mismos comerciantes también venden los jueves afuera de la Plaza del Vestido, donde también se les ha solicitado por parte de personal de la misma administración municipal se reubique en otro sitio, pues el que ocupan en dicha zona también es riesgoso para la venta de comida que realizan.

En dicho lugar, tampoco han aceptado la reubicación.

Tras varios minutos en principio de diálogo y posteriormente, de forcejeo incluso con algunas personas que se congregaron en la zona, el triciclo con el que llevan a cabo la preparación y venta de tacos en la vía pública, fue retirado del sitio.

Comentarios