Tuxtla Gutiérrez.- Luego de que el sábado partiera desde Tapachula, Chiapas, una nueva caravana conformada por cerca de 2 mil migrantes, la madrugada de ayer trascendió que el grupo regresó a la estación Siglo XXI, tras haber sido convencido por las autoridades de desertar del objetivo de llegar a Estados Unidos por esa vía.

De acuerdo con diversos medios de comunicación, uno de los contingentes en los que se dividió la caravana conformada por haitianos, centroamericanos, cubanos y algunos africanos, solo logró llegar a Tuzantán, donde fue “convencido de retornar a Tapachula” por elementos de la Guardia Nacional (GN) y personal del Instituto Nacional de Migración (INM).

En esa acción participaron alrededor de 300 elementos del cuerpo policiaco, quienes instalaron un cerco sobre la carretera federal que atraviesa el municipio chiapaneco.

Asimismo, otros tantos llegaron a Huehuetán, donde fueron “rescatados” y trasladados de vuelta a la estación migratoria Siglo XXI en Tapachula, a bordo de 60 vehículos, entre ellos camionetas del INM y autobuses de pasajeros.

Los extranjeros que lograron escapar y refugiarse en campos agrícolas fueron asegurados por las autoridades. Durante esas acciones no fueron reportadas agresiones ni confrontaciones.

Por otra parte, los migrantes que decidieron esperar sus papeles para regularizar su estancia en México continuaron a las afueras del recinto del INM, a pesar de los 56 días que llevan de espera.

Luego de darse a conocer la formación de un nuevo contingente que partiría desde Tapachula hasta la frontera norte de México con Estados Unidos, la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero afirmó que el Ejecutivo federal integraría a los extranjeros a los programas de bienestar.

Comentarios