Raúl García García

Los retos de la educación en México son bastos y complejos, cada nivel presenta sus propias características, por lo que a continuación se presentan solo algunos de ellos en el nivel superior, precisando también que a su vez en cada tipo (pública, privada, tecnológica, autónoma, politécnica y otras) tienen sus propias particularidades.

Se considera que entre los principales retos de la educación superior está la cobertura, debido a que es necesario un mayor número de espacios educativos, así como la diversificación de las ofertas educativas; pero en el caso nacional, en un contexto social de crecimiento del número de jóvenes y del relativo aumento de las tasas de egreso del bachillerato, por problemas financieros y falta de imaginación para innovar, se requiere ampliar las posibilidades de acceso a la educación, aumentar los índices de permanencia y logro estudiantil, así como promover la realización de estudios de posgrado. En cuanto a apoyos a la población estudiantil, debe ampliarse sustancialmente sus recursos para incrementar el monto y el número de becas para estudiantes de bajos recursos y buen desempeño académico.

Otro reto de la educación superior es la reforma a sus planes de estudio, pues es necesario un reordenamiento hacia la producción del sentido crítico que permita la ruptura de procesos pedagógicos centrados en una dimensión técnico-instrumental, donde la preocupación es simplemente la mecanización y parcialización de aprendizaje y el aprendizaje individual. En este caso, la importancia de los procesos de enseñanza-aprendizaje debe orientarse hacia la producción dialógica colectiva.

Una debilidad de la educación superior son los procesos de evaluación de la calidad de sus programas educativos, con el fin de que las instituciones, tanto públicas como privadas, demuestren que sus programas cumplen con los requisitos de calidad, y para ello deben fortalecerse los procesos de evaluación y acreditación por organismos profesionales externos. Además, es conveniente fortalecer la implementación de mecanismos de evaluación externa del aprendizaje de estudiantes al ingreso y egreso de las instituciones, con fines de diagnóstico y de información pública, así como que todas las instituciones, públicas y particulares, rindan cuenta de su desempeño.

educación superior en México

En lo concerniente a la planeación y desarrollo educativo, debe impulsarse el mejoramiento de la calidad a partir del cumplimiento de una serie de indicadores de calidad y competitividad, donde se planee de forma detallada la labor de las instituciones de educación superior (IES), a partir de la formulación de estrategias innovadoras, anotando en primer término las exigencias de la ciencia misma y del conocimiento, y, en un segundo, al manejo eficiente de los mecanismos de evaluación y de técnicas de planeación en busca de una excelencia académica.

Un elemento indispensable es el financiamiento, el cual es fundamental en todas las IES públicas debido a que una política pública para los próximos años debe demandar un mayor apoyo financiero con una participación mayor de las entidades federativas y una mejor distribución del presupuesto federal.

Otro factor de suma relevancia es la desvinculación de la investigación científica de los sistemas productivos del país, circunstancia negativa que coloca el trabajo cotidiano del investigador en un vacío productivo y de estímulos de redistribución; así como la tradicional organización multidisciplinaria y la correspondiente configuración mental de muchos profesores e investigadores que rehúyen a la necesaria actualización de sus bases epistemológicas conforme a los nuevos conocimientos de las ciencias de la naturaleza y sociales.

Comentarios