La primera explosión fue reportada a las 11:25 horas, pero el siniestro fue controlado hasta las 19

Tetepango.- Petróleos Mexicanos (Pemex) tardó casi ocho horas en dar la autorización a servicios de emergencia de la región para que sofocaran el incendio en las instalaciones de la empresa ubicadas en Tetepango, según dieron a conocer rescatistas que apoyaron las acciones efectuadas el miércoles.

Cerca de las 11:25 horas de ese día fue reportada una explosión en una estación de bombeo de Pemex ubicada sobre la carretera Tlahuelilpan-Juandhó, sin embargo, personal especializado de la empresa arribó al lugar luego de cuatro horas de la alerta.

En ese lapso, la empresa evitó que servicios de emergencia de la región realizaran maniobras para sofocar el incendio, que en un primer momento solo afectaba el centro de rebombeo; no obstante, ante la falta de atención ocurrió una segunda explosión, que provocó que la barda se desplomara y el petróleo alcanzara una parcela, quemara el asfalto de la carretera intermunicipal y desembocara en el canal Requena.

A pesar de que bomberos recomendaron tapar los tubos que cruzan hacia el canal, Pemex hizo caso omiso, lo que provocó que se quemaran las bridas y válvulas al interior de la instalación, por lo que el combustible se derramó e incendió.

Ello provocó que el gobierno del estado y Pemex evacuaran a cerca de 200 pobladores de la localidad Juandhó al ver que el incendio aparentemente se había salido de control, “por la inacción del personal de la paraestatal, que solicitaron 30 pipas de agua para comenzar las maniobras para sofocar el incendio”, acusaron bomberos.

Alrededor de las 19 horas y una vez que el gobierno estatal, Pemex y la coordinación nacional de Protección Civil se pusieron de acuerdo, finalmente comenzaron las maniobras para sofocar el incendio, lo que ocurrió casi hora y media después. En tanto, habitantes de varios municipios respiraron durante varias horas el humo que provocó la explosión.

Hasta el momento, ningún gobierno local ha dado a conocer si iniciará procesos legales en contra de Pemex, con el fin de obligar a la empresa a responder por el daño ecológico que ocasionó.

Ayer, personal de Petróleos Mexicanos realizaba maniobras con equipo vactor para extraer el petróleo derramado en varios kilómetros del canal Requena, mientras que trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) reemplazaron al menos tres postes que cayeron a causa de la explosión.

La carretera intermunicipal permaneció cerrada, lo que afectó la actividad cotidiana de pobladores. Finalmente, a la zona del siniestro arribaron varias camionetas de la Fiscalía General de la República (FGR).

Comentarios