Revisan venta de “productos milagro” contra obesidad

333
obesidad

Pachuca.- La Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Hidalgo (Copriseh) realiza un operativo sanitario en el estado con el fin de evitar que los productos Avitia y Quixom sean adquiridos y consumidos por la población, ya que estos no cuentan con registro sanitario que asegure su calidad y seguridad. La revisión ocurre luego de la muerte de una mujer de 24 años en Monterrey por consumir ese producto para adelgazar.

Lucero Priscila perdió la vida luego de tomar durante un mes Avitia Cobrax, pastillas que adquirió luego de ver en redes sociales y que garantizaban perder peso de “manera natural”, pero terminaron provocándole un paro cardiorrespiratorio y muerte cerebral.

De acuerdo con información de la Cofepris, esas pastillas eran comercializadas con el nombre de Thermatrim y fueron prohibidas porque no contaban con el registro sanitario que garantizara su calidad y eficacia. No obstante, los productores le cambiaron el nombre a Avitia Cobrax y siguieron con su distribución por Internet.

Por lo anterior, la Secretaría de Salud de Hidalgo, a través de la Comisión para la Protección de Riesgos Sanitarios del estado, realiza de manera permanente el control sanitario de productos, servicios o establecimientos y exhorta a la población a evitar adquirir y consumir “productos milagro”.

La SSH aclaró en comunicado que no existen “productos milagro” que traten el sobrepeso o la obesidad y no hay una solución mágica para lograr eso, para ello se requiere asesoría de especialistas, así como modificar hábitos alimenticios e incrementar la actividad física de las personas con esas problemáticas.

Muchos de esos productos son ofrecidos vía Internet y posteriormente por contacto directo a domicilio; sin embargo, los domicilios en los que se registra su ubicación están fuera del país, por lo que no existe nadie a quien reclamar sobre el producto adquirido.

Comentarios