Cuando parecía que el presidente Andrés Manuel López Obrador había puesto punto final sobre el asunto, apareció José Luis Moya, exempleado del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) para refrendar que existen pruebas contundentes sobre hechos de corrupción alrededor del ahora trunco Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) que se estaba construyendo en Texcoco. Moya fue entrevistado extensamente la mañana del jueves por la periodista Carmen Aristegui y básicamente lo que hizo fue ratificar lo que había publicado el periódico El Universal que, con base en un informe de la Policía federal, reveló el mal uso de recursos públicos en la compra y acarreo de materiales para la construcción de la obra. Moya presentó al programa pruebas documentales en el sentido de que él mismo denunció los hechos de corrupción que involucrarían al exsecretario de Educación Pública Raúl González Apaolaza, así como al exgobernador Manuel Ángel Núñez Soto. El exfuncionario dijo que el expediente existe y consideró que el presidente López Obrador no fue informado de manera fehaciente por sus colaboradores. La pregunta surge de manera natural: ¿Quién y con qué motivo no informó a López Obrador sobre ese asunto? O, si conoce el presidente el expediente, ¿por qué quiere enterrarlo? Moya dijo que buscará que el desvío de unos 17 mil millones de pesos no quede impune y está dispuesto a ratificar su condición de testigo y de sostener las pruebas que dice tener y que incluso puso a disposición de quien esté interesado. Las consecuencias, de haberlas, serán de interés para nuestra entidad, pues la participación de Núñez y González Apaolaza seguramente repercutirán en el ámbito local. De filón. La pesadilla de la falta de gasolina continúa e Hidalgo también tiene un papel relevante en ese asunto. Resulta que el ducto que ha dejado a la capital del país con desabasto de combustible pasa por Hidalgo, y fue blanco de sabotaje por segunda ocasión. Los huachicoleros, se ve, no cederán tan fácil al negocio que subió como la espuma durante el pasado sexenio.

Comentarios