Tulancingo.- La Secretaría de Movilidad y Transporte (Semot) iniciará proceso de revocación a dos concesiones de la región Tulancingo, donde el 15 y 16 de marzo fueron detectadas trasladando combustible, del cual los conductores no pudieron acreditar la legal propiedad.

En entrevista con el titular de la dependencia estatal, Rufino Tovar León, durante la audiencia realizada en ésta región, señaló que independiente al proceso legal que eventualmente se realizará por los hechos, deberá iniciarse el procedimiento administrativo señalado.

El jueves 15 de marzo, policías municipales aseguraron una unidad de transporte colectiva en recorrido preventivo, la cual era abastecida de hidrocarburo a través de un garrafón, además que en inspección realizada fueron encontrados en su interior dos bidones llenos de gasolina.

Al día siguiente, de nuevo elementos preventivos municipales, aseguraron un taxi, pues en su cajuela se localizaron tres garrafones de 50 litros, así como uno más de 20 litros de capacidad, de lo cual el transportista tampoco pudo acreditar la legal propiedad.

Comentarios