El paciente Ricardo Reséndiz y su familia sufrieron en carne propia los peores defectos de nuestro sistema de salud pública: el maltrato, la negligencia, la falta de información clara, la lentitud en la atención, la saturación y la escasez de equipo e infraestructura. Ricardo llegó a atenderse al hospital general de Pachuca debido a una insuficiencia renal. Después, tuvo la suerte de encontrar un donante cadavérico para recibir un riñón, lo que le abría la puerta a superar su padecimiento e iniciar una nueva vida. Pero no sabía lo que ocurriría después tras una serie de errores y negligencias. Desde la primera operación quirúrgica, para trasplantarle el órgano, las cosas salieron mal. Como el miembro “se había volteado”, fue necesaria una nueva intervención. Todas las siguientes operaciones (en total fueron cinco) se llevaron a cabo en medio de una cadena de errores, negligencias y maltratos, a grado tal que el paciente no solo perdió el riñón que le habían trasplantado, sino que también quedó ciego y perdió parcialmente su movilidad debido a una hemorragia. El paciente y su familia, luego de los daños que sufrió tras ser intervenido en el hospital general capitalino, fue trasladado a un nosocomio del IMSS, donde al menos logró recuperar parte de la movilidad perdida. El caso ya se encuentra en manos de la comisión de arbitraje médico y también es estudiado por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH), no obstante, debe servir para hacer un análisis de nuestro sistema de salud pública, el cual atraviesa por una crisis profunda que afecta lo más preciado que tenemos: nuestra salud e integridad. Ojalá que los responsables de las pésimas intervenciones médicas que recibió Ricardo Reséndiz sean sancionados en función del daño que ocasionaron. De filón. El año pasado, Hidalgo vio subir con mayor énfasis los delitos de extorsión, robo en todas sus modalidades, secuestro y violación. Así que las instituciones de seguridad pública y procuración de justicia ya saben dónde deben enfocar sus baterías.

Comentarios