Los movimientos antivacunas han tomado una fuerza que se traduce en brotes de enfermedades ya controladas

GUSTAVO ROSALES RODRÍGUEZ / IMSS HIDALGO
Pachuca.- La información en relación a enfermedades, prevención o supuesta manipulación sobre algunos padecimientos que circula en Internet es en la mayoría de los casos de dudosa procedencia, en ese sentido, durante la última década los movimientos antivacunas han tomado una fuerza que se traduce en brotes de enfermedades en las que hasta hace un par de años no estaban erradicadas al 100 por ciento pero la incidencia en quienes las padecían era mínima.

Las vacunas son preparaciones hechas a partir de bacterias, virus disminuidos, muertos y en muchos casos por toxinas debilitadas que son suministradas a la población con la finalidad de incentivar las defensas del cuerpo y así poder reducir los efectos de alguna enfermedad a la población.

Existen dos tipos de vacunas, las que generan inmunidad activa, que tienen una duración importante en el cuerpo y las de inmunidad transitoria que producen inmunidad casi instantánea a través de la aplicación directa de anticuerpos, destacó el médico epidemiólogo y coordinador delegacional de información y análisis estratégico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Hidalgo, Juan Ortiz Garrido.

La importancia de la vacunación radica en las consecuencias que pueden existir en caso de que esas no sean aplicadas, pues las enfermedades suelen atacar de manera despiadada al sujeto que no esté preparado para recibir a elementos que pongan en riesgo su salud. En ese sentido y con la finalidad de proteger a la población de grandes epidemias, en 1980 la viruela se consideró erradicada del mundo, siendo ese logro una verdadera proeza para la comunidad médica y científica, pues vale la pena señalar que esa patología exterminaba a poblados enteros.

Los beneficios de los biológicos son importantes y antes de tomar alguna decisión errónea, es importante saber qué efectos tienen en la salud su aplicación, las campañas de vacunación son a lo largo de la historia una de las acciones que más consecuencias positivas han tenido, ya que no atacan la enfermedad en curso, sino que previenen los perjuicios que esas producen, incluida la muerte, por ello es indispensable que los infantes completen sus esquemas de vacunación y los padres tomen con seriedad su papel, pues es su responsabilidad.

El hecho de que una enfermedad sea prevenible con alguna vacuna convierte al entorno en una comunidad segura, libre de elementos que perjudiquen la salud de los que ahí habitan, estas van desde las familias, hasta el mismo país del que se es originario, por lo mismo no vacunarse es una medida que atenta contra la seguridad de todos.

Aparte de prevenir malestares y de ser elementos indispensables en la salud de los seres humanos, lo cierto es que las vacunas se enfocan en grupos de riesgo propensos a adquirir alguna afección, por ello, los niños, adultos mayores, personas con VIH y obesidad en casi todos los casos son consideradas como blancos para la aplicación de biológicos, además en caso de salir de su lugar de origen y el individuo cuente con las medidas de prevención, garantiza la seguridad de los habitantes del sitio visitado.

El costo de una vacuna es completamente inferior al tratamiento de una enfermedad, por lo que aplicarlas además de aminorar riesgos sanitarios también ahorrará una cantidad importante de dinero tanto a particulares, como a los sistemas públicos de salud.

Efectos negativos

  1. Los biológicos son preparaciones hechos a partir de bacterias, virus disminuidos, muertos y en muchos casos por toxinas debilitadas para incentivar las defensas del cuerpo
  2. En 1980, la viruela se consideró erradicada del mundo, siendo ese logro una verdadera proeza para la comunidad médica y científica, pues esa patología exterminaba a poblados enteros

Comentarios