Fue el Beatle más incomprendido, muy pocas personas saben con quién se casó o si tiene hijos, mientras que Yoko Ono figura entre las mujeres más famosas del mundo por haber estado con Lennon. Ringo pasaba constantemente sin pena ni gloria, pero no debe haber sido su culpa, aun así sigue siendo de los músicos más influyentes, de hecho, es considerado por la revista Rolling Stone como uno de los cinco mejores bateristas de todos los tiempos.

Richard Starkey o Ringo Starr, nació el 7 de julio de 1940 en Liverpool, Inglaterra, sus primeros años los vivió en el suburbio portuario Dingle. Su padre abandonó el seno familiar cuando Ringo tenía tres años, su madre se encargó de proveer a la familia. A los seis años permaneció en coma 10 semanas por una peritonitis. Cuando cumplió 13 años su madre se volvió a casar, en esa etapa contrajo la pleuresía a causa de un resfriado que debilitó sus pulmones, estando dos años hospitalizado; por ese motivo apenas sabía leer y escribir, la batería la empezó a tocar durante su permanencia en el hospital. Su padrastro le compró su primer batería a los 15 años. Su carrera musical se inició con la Clayton Skiffle Group Eddie, después con una banda de skiffle y luego participó con un grupo llamado Darktown skiffle. Ya en 1959 era miembro de Rory Storm and The Hurricanes que en ese entonces era el mejor grupo de Liverpool. El nombre de Ringo fue porque usaba muchos anillos en los dedos de las manos (rings) y Starr en vez de Starkey al anunciar su solo de batería, lo llamaban “Starr time”. En sus actuaciones con esa banda alternó con los Beatles, con quienes entabló amistad. Aunque no era un baterista talentoso y técnico, reconocía sus propias limitaciones, manejaba bien los ritmos y podía adecuarlos a las canciones sin caer en arreglos colosales que le quitaban naturalidad a las composiciones. En agosto de 1962 inició su caminar junto a los Beatles. Los fanáticos no lo aceptaron inicialmente. En una presentación en la Caverna, George Harrison al caminar por uno de los pasillos recibió un cabezazo en el ojo izquierdo, en su casa de Ringo, los fanáticos gritaban (Pete por siempre, Ringo nunca). Por esas y otras razones contrataron un guardaespaldas para garantizar la seguridad. John Lennon argumentaba que con él la banda ya estaba completa, y es hasta noviembre de ese año que los admiradores lo aceptaron. En las primeras sesiones de grabación de “Amarme para hacer” y “Posdata, te amo”, el baterista que tocó fue Andy White, (sintiendo Starr que su futuro era incierto) Ringo en la primera tocó el pandero y en la otra las maracas, (a la postre Ringo las grabó en la batería y están incluidas en la Antología). Posteriormente, su productor comentó respecto de la substitución que en ese momento no sabía de la capacidad de Ringo, y no se quiso arriesgar. Respecto a su voz era más bien aceptable, con un sello característico que permite identificarlo, tal es el caso en las interpretaciones de “Muchachos”, “Actúa natural”, “El submarino amarillo”, “Con una pequeña ayuda de mis amigos”, “Buenas noches”, y en sus composiciones “No me pases cerca” y “En el jardín del pulpo”.

El 11 de febrero de 1965, contrajó matrimonio con Maureen Cox, con quien procreó tres hijos. Divorciándose en julio de 1975. El 12 de junio de 1965, Ringo Starr y los otros Beatles fueron reconocidos como miembros de la Orden del Imperio Británico. En 1968, durante las sesiones del Álbum blanco fue el primero en dejar brevemente al grupo. El 10 de abril de 1970, se anunció públicamente la separación de los Beatles. Al lado de ellos grabó oficialmente 13 discos y participó en las películas La noche de un día difícil, Ayuda, Viaje mágico y misterioso, El submarino amarillo y el documental de sesiones Déjalo ser; así como en los conciertos del Shea estadio y el Budokan, en Tokyo, entre muchas otras.
Él y sus compañeros emprendieron carreras solistas, en ese plano grabó 19 discos en estudio hasta el año pasado. El primero de agosto de 1971 participó en el concierto para Bangladesh, organizado por George Harrison. En 1981 se volvió a casar con la actriz Bárbara Bach, a quien conoció en México durante el rodaje de la película El cavernícola y con quien se encuentra actualmente, (de esa unión no hay hijos). También colaboró en 1987 en el concierto La verdad de la princesa, a lado de importantes luminarias del rock, en el Royal Albert Hall de Londres. En el año de 1989 formó la Ringo Starr & His All-Starr Band con la cual continuó de gira y en cada una de sus versiones está conformada por grandes estrellas del rock, editando ocho discos y algunos videos de manera oficial en lo que refiere a sus presentaciones en directo. A inicio de la década de 1990 libró una batalla contra el alcoholismo y sus excesos. En 1998, fue introducido al Salón de la Fama de la revista especializada Modern Drummer. También ha sido incluido dentro de la pantalla grande con películas de diversos temas como Candy y el cavernícola. En nuestro país se ha presentado en varias ocasiones dentro de sus giras con la Ringo Starr & His All-Starr Band.
Aunque de pequeño yo escuchaba por la radio a los Beatles, no olvido la primera vez que vi dos de sus películas (La noche de un día difícil y Ayuda) en una matiné en el cine Cosmos de la Ciudad de México, al lado de mi primo Carlos FR, con quien al salir hubo un pequeño desacuerdo sobre quién de los dos sería Ringo Starr, aspecto que a casi cinco décadas no se concluyó, ya que llegamos a su casa y se olvidó el tema. Por ese y otros motivos considero a Ringo Starr mi primer gran héroe del rock.

El día de hoy cumple 78 años de vida y aún continúa en varios proyectos, reconociéndosele como una leyenda viviente.

Hasta la próxima. Recuerden, es solo rock and roll, pero nos gusta.

Comentarios