Robles: no tengo nada que decir

386
Patria

La secretaria caminó a paso apresurado para salir de inmediato del Altar a la Patria sin responder a cuestionamientos de la prensa

ÉRIKA HERNÁNDEZ / AGENCIA REFORMA
Ciudad de México.- Rosario Robles caminó a paso apresurado para salir de inmediato del Altar a la Patria, en el bosque de Chapultepec.

Cuando los reporteros le preguntaron por el escándalo en el que está inmersa, ante el desvío millonario cometido en las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) con ella como titular, buscó desesperadamente su camioneta.

En tanto, el asistente de la funcionaria intentó tapar el teléfono para que no fuera grabada.

“No tengo nada que decir”, respondió ante el cuestionamiento sobre qué hará para detectar a los culpables de los desvíos.

Robles asistió a la ceremonia encabezada por el presidente Enrique Peña Nieto para conmemorar a los Niños Héroes.

La secretaria platicó largo rato con el secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT) Gerardo Ruiz Esparza y, después de que se colocó la ofrenda floral en el monumento a los cadetes, se mantuvo en la fila para saludar al mandatario.

Contrario a otras ocasiones, el mexiquense no la saludó de manera efusiva, con un abrazo apretado, solo le dio un beso en la mejilla y ella le comentó algo durante 20 segundos, el presidente asintió y continuó saludando a los miembros de su gabinete.

Comentarios