La pachuqueña, de 14 años, lidera el serial Platino Plus y está dentro de las cinco mejores a escala nacional

Pachuca.- Considerado por muchos como un deporte extremo, el motocross es una disciplina en la que usualmente hay mayor número de competidores hombres que mujeres, sin embargo, hay quienes desafían lo anterior y demuestran la otra cara de esa actividad.

Es el caso de la pachuqueña Akari Gutiérrez, quien compite en seriales de motocross y actualmente lidera su categoría en el Campeonato Platino Plus, cuya final será disputada en Hidalgo en próximos meses.

Akari, de 14 años, fue atraída al motocross por una prima que lo practicaba. Posteriormente, su familia se empapó de ese deporte y su padre comenzó a competir.

“Lo hizo él, mi hermana y ahora soy la única que corro y estoy compitiendo con varias mujeres que igual traen un buen nivel”, comentó.

Este mes, la motociclista cumple dos años de iniciar su camino en esa disciplina y confesó que al principio le fue un poco difícil dominar el vehículo y adaptarse a las condiciones en las que compite.

“Los brincos son los más difíciles y también el cambio de velocidades, el saber cuándo hay que bajar, cuándo hay que subir, cómo entrar a una curva, hasta cómo brincar y cómo caer.”

Pese a que el motocross se realiza sobre un vehículo, sus practicantes deben mantenerse en forma y llevar un régimen de acondicionamiento físico importante para aguantar las cargas de trabajo y el equipo de protección.

“Entreno tres veces a la semana, me preparo en el gimnasio, hago crossfit. Actualmente estoy en los primeros cinco lugares en el ranking nacional.”

Además de dominar las pistas de motocross, Akari cursa la secundaria y le gusta jugar volibol, practicó equitación y danza; actualmente se dedica 100 por ciento a la disciplina que la apasiona.

Entre los objetivos que tiene en el ámbito deportivo a corto plazo está la obtención del título del Campeonato Platino Plus, “le estoy echando muchas ganas, estoy en clínicas con Pepe Tovar, que es un experto, está entre los primeros cinco lugares a nivel nacional, y lo hago por todo el apoyo que me ha brindado cada una de las personas”.

Akari cuenta con el apoyo de amigos y familiares, quienes le echan porras cuando compite en alguna carrera, y aunque ha sufrido tres caídas importantes en su trayectoria, se considera afortunada pues hasta el momento ninguna de ellas fue grave.

Pese a su juventud, la deportista invitó a las jóvenes interesadas en algún deporte considerado “rudo” o extremo a vencer sus temores y practicarlo, si es el motocross, mejor.

“Es un ambiente familiar, aunque sí es de alto riesgo, pero si empiezas con clínicas, tomas las precauciones necesarias y tienes un buen equipo, no hay de qué preocuparse.”

Los brincos son los más difíciles y también el cambio de velocidades, el saber cuándo hay que bajar, cuándo hay que subir, cómo entrar a una curva, hasta cómo brincar y cómo caer

Actualmente

estudia en secundaria, le gusta
el volibol y también practicó
equitación y danza

Rating: 2.0. From 1 vote.
Please wait...

Comentarios