La empresa no quiere realizar compromisos pactados de mejora a las localidades

Pachuca.- Pasada la medianoche, de ayer rompieron la mesa de negociación entre el Movimiento Ambientalista de la Sierra Hidalguense (MASH) y la empresa Autlán; apuntan que la minera no quiere realizar compromisos pactados de mejora a las comunidades.

Este contenido esta reservado para los usuarios registrados ¿YA ERES SUSCRIPTOR? CONÉCTATE AQUÍ o SUSCRÍBETE

La vocería del movimiento indicó que fue llevada a cabo una segunda mesa de negociación donde estuvo presente el delegado en la entidad Abraham Mendoza, el Servicio Geológico Mexicano; no asistió personal del gobierno estatal ni los presidentes municipales, pero la reunión tuvo lugar con los asistentes.

Destacó la presencia de uno de los directivos de la empresa Roberto Rivera Larrea, “tendríamos una negociación de mayor nivel, ya que es uno de los máximos puestos, la reunión fue efectuada en una de las localidades afectadas (Tolago), inició a las 4 horas y terminó casi a las 12 horas”, apuntó el movimiento.

De acuerdo con las versiones de los asistentes, trabajaron sobre el eje de inclusión social; los integrantes del MASH entregaron un pliego petitorio modificado donde incluyeron obras y acciones de carácter social como pavimentaciones de caminos, algunos ya estaban firmados y comprometidos desde hace años por parte de la empresa; remodelación de escuelas, proyectos productivos, becas de aprovechamiento, inclusión laboral, entre otras.

“La respuesta por parte de la empresa fue que casi todo es responsabilidad de los gobiernos locales, del gobierno del estado y del gobierno federal”, indicó el movimiento, por lo que comenzó el desacuerdo entre ambas partes.

Además, indicaron que en una inspección cerca de los terrenos de Autlán visitaron una de las zonas de afectación; “la empresa propuso la instalación de gaviones (diques de contención), que es una solución parcial para frenar la derrama de polvos al río, así como también realizar la plantación de árboles (muros ecológicos) en la comunidad de Tolago e iniciar los avalúos correspondientes para ver la posibilidad de comprar algunos terrenos a los pobladores de la localidad Zacuala que aparentemente se encuentra en zona de alto riesgo”.

Cerca de la medianoche fue realizada la minuta y antes de firmarla la empresa solicitó a cambio que levantaran el bloqueo parcial de manera definitiva y permanente en la zona de la Mora, las comunidades no estuvieron de acuerdo ya que pidieron instalar una mesa de diálogo con los tres niveles de gobierno para que pudieran trabajar de manera integral con relación a todos los temas de inclusión social.

“Roberto Rivera Larrea se paró de la mesa diciendo que no estaban ahí para perder el tiempo y que no habría negociación y simplemente se retiró y con él se fueron todos sus empleados”, apuntaron los asistentes, por lo que de nuevo comenzarán la negociación y los acercamientos con la empresa.

Comentarios