Rompen republicanos con Trump por arancel

200
trump

La oposición probablemente retrasará cualquier despliegue de las medidas hasta la próxima semana

JOSÉ DÍAZ BRISEÑO / AGENCIA REFORMA
Washington

La insistencia arancelaria del presidente Donald Trump provocó ya una grieta frente a sus colegas de su propio partido.
A días de que Trump pueda anunciarla formalmente, la idea de gravar en un 25 por ciento al acero y 10 por ciento el aluminio, hizo evidentes las diferencias con la ortodoxia republicana, que incluso el mismo Paul Ryan mostró ayer su oposición.
“El presidente de la Cámara (baja) espera que el mandatario vuelva a sopesar las consecuencias no intencionales de esta idea y mire hacia otros enfoques, hacia adelante”, dijo AshLee Strong, su vocera.
“No nos vamos a echar para atrás”, respondió Trump desafiante ayer ante las críticas.
Desde la campaña electoral, así como también en la Casa Blanca, el Partido Republicano ha intentado convivir con propuestas de Trump que se salen de su canon –como el gasto del gobierno y el control de armas– pero es en política comercial donde el quiebre es evidente.
De acuerdo con esa formación, el arancel al acero y al aluminio no solo aumentará los precios de los materiales dentro de Estados Unidos, sino que aún más, provocaría una pérdida neta de empleos; ayer la consultora TradePartnership ubicó en 146 mil los empleos que podrían perderse.
“Estamos extremadamente preocupados por las consecuencias de una guerra comercial y estamos urgiendo a la Casa Blanca a no avanzar con el plan. La nueva ley de reforma fiscal ha impulsado la economía y ciertamente no queremos poner en peligro tales ganancias”, agregó Strong.
La oposición, proveniente de los propios colegas del mandatario, probablemente retrasará cualquier despliegue formal de las medidas hasta la próxima semana, según varios funcionarios informados del proceso.
Incluso ayer consideraron la idea de una acción del Congreso para tratar de bloquear los aranceles, si el presidente los impone.
“Sería apropiado que el Congreso realice audiencias y escuche a los expertos y obtenga más información sobre esto. Claramente el presidente está escuchando a alguna gente que tiene algunas ideas sobre el comercio, que nosotros no compartimos”, dijo a periodistas el número dos en el Senado John Cornyn, republicano por Texas.
Desde la semana pasada, Canadá y la Unión Europea no solo han mostrado su rechazo a los impuestos, sino que han amenazado abiertamente con represalias comerciales, lo que ha puesto aún mayor presión en Estados Unidos.
“El presidente debe exentar (del arancel) a todo el acero y aluminio de cualquier país que es comerciado bajo reglas justas, ciertamente como Canadá y México”, indicó Kevin Brady, el republicano que encabeza el poderoso comité de medios y arbitrio de la Cámara baja.

Así lo dijo

“El presidente de la Cámara (baja) espera que el mandatario vuelva a sopesar las consecuencias no intencionales de esta idea y mire hacia otros enfoques hacia adelante.”
AshLee Strong, vocera de Paul Ryan.

“Sería apropiado que el Congreso realice audiencias y escuche a los expertos y obtenga más información sobre esto. Claramente el presidente está escuchando a alguna gente que tiene algunas ideas sobre el comercio, que nosotros no compartimos.”
John Cornyn, senador republicano.

Comentarios