Pachuca

RudeKlean es un prototipo de infusión que tiene como ingrediente principal la ruda, planta que es reconocida ampliamente en el país; el producto fue presentado por alumnas del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Hidalgo (Cecyteh) plantel Mineral de la Reforma.

En entrevista, las jóvenes hicieron un llamado para reformar la participación de las mujeres en la ciencia, investigación y tecnología.

Durante la primera Semana Estatal Femenil de Ciencia y Tecnología, organizada por la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) del 21 al 24 de noviembre, el equipo del Cecyteh de Mineral de la Reforma presentó un prototipo que resultó ganador del segundo lugar en su categoría.

Las alumnas Diana Hernández Barrios, Samantha Ortiz Baños, Isabel Pérez San Juan, Monserrat Domínguez Martínez y Yamile Anaya López conforman el equipo representativo del plantel, que previamente trabajó en ese proyecto como parte de sus actividades académicas.

El equipo explicó que la actividad fue impulsada por la institución como parte del mapa curricular; las estudiantes coincidieron en que es una oportunidad que les ha servido de impulso para definir sus intereses y las ganas de transformar su entorno.

Ginecología, psicología, ingeniería en gestión empresarial, derecho y medicina, entre otros, son los campos en los que esperan incidir para mejorar la atención.

“Todos sabemos que (la ruda) es una planta repelente por naturaleza, está acompañada de lavanda y menta para mejorar la percepción del producto”, citó el equipo.

Con una infección de piojos focalizada iniciaron la aplicación del producto, que no tiene efectos secundarios ni alguna base química que pueda afectar a niños que participaron en el estudio.

Aseguraron que han seguido de cerca la evolución de la investigación, ya que la escuela en donde aplicaron el estudio es cercana al plantel, lo que les ha permitido estar en contacto con madres y comunidad educativa.

César Flores Cervantes fue su tutor y guió el talento del equipo, que se acompañó también de otros compañeros; en ese sentido, refirió que es valiosa la participación de las alumnas y, además, asumió el compromiso de impulsarlas para continuar en la plataforma del desarrollo académico.

En la semana femenil de ciencia y tecnología también fue desarrollada la mesa de debate “Diálogos, mujeres en movimiento”, plática para reflexionar y valorar la conveniencia de una inclusión completa, no parcial, de las mujeres como impulsoras del progreso, pues todo ello puede considerarse “la gran causa de la humanidad en este siglo XXI”.

En el panorama mundial, citó que la ciencia e igualdad de género son vitales para realizar los objetivos de desarrollo sostenible, incluidos en la Agenda 2030.

En los últimos 15 años, la comunidad internacional ha hecho un gran esfuerzo inspirando y promoviendo la participación de las mujeres en la ciencia. Desafortunadamente, estas siguen enfrentándose a barreras que les impiden participar plenamente en esa disciplina.

De acuerdo con un estudio realizado en 14 países, la probabilidad de que las estudiantes terminen una licenciatura, maestría y doctorado en alguna materia relacionada con la ciencia es de 18, 8 y 2 por ciento, respectivamente; mientras que la probabilidad para los hombres es de 37, 18 y 6 por ciento.

Comentarios