Rush, una banda que supo combinar la energía y la fuerza del rock pesado con el virtuosismo e inteligencia del rock progresivo, se les refirió como una “copia sencilla” de Led Zeppelin, Black Sabbath e inclusive de Yes.

Rush se formó en el otoño de 1968, en Sarnia, Ontario, Canadá. Compuesta originalmente por Alexander Zivojinovich (Alex Lifeson), Jeff Jones y John Rutsey. Abandonados inicialmente por Jones, quien fue sustituido por Gary Weinrib (Geddy Lee).

Después de andar por algunos bares y clubs locales, grabaron un sencillo y formaron su sello independiente; Moon Records.

Para marzo de 1974 realizaron su primer disco epónimo, (con un sonido semejante a Led Zeppelin). Poco después, Rutsey dejó la banda por motivos de salud y fue suplido por Neil Peart, quien también sería el principal letrista. El disco no tuvo la respuesta esperada hasta que una radiodifusora de Cleveland Ohio programó la canción “Hombre trabajador”, la cual le gustó a ciertos fanáticos del hard rock, editando el LP, en la unión americana. Ese año el grupo fue telonero de Uriah Heep en su gira Estados Unidos (EU), así como de Manfred Mann. En 1975, animados por su éxito, publicaron “Vuela por la noche”, material que revelaba los intereses literarios de Peart por títulos épico-mitológicos como el tema “Por Tor y el perro de la nieve”, y la influencia del escritor ruso Ayn Rand, quien los etiquetó como una banda “ambigua” y con ideología de derecha, sin embargo, no fue un impedimento para que los declararan “la banda más prometedora de ese año”. También grabaron el disco La caricia del acero, indudablemente un álbum anticipado para aquellos tiempos, la clave era su inclinación hacia el rock progresivo.

En 1976 publicaron 2112, que podía definirse como el rock del futuro. En su primer lado, trataba sobre una historia de una sociedad no recomendada gobernada por los despóticos “curas del templo de Syrinx”, que documentaron en su disco en directo Todo el mundo a escena, con el que cerraron esta etapa.

En 1977 lanzaron su disco Un adiós a los Reyes, en 1978 fue Hemisferios, en 1980 Ondas permanentes y en 1981 Cuadros en movimiento, (que contiene su mayor éxito “Tom Sawyer”), con el que concluyen la fase dedicada a la exploración de la instrumentación que les dio una nueva técnica y el sonido clásico de la banda, haciéndolos difíciles de definir como músicos de hard rock o de heavy metal, sin dejar de lado el art progresivo.

Sus portadas eran elaboradas por los estudios Hipgnosis, en Inglaterra. Su disco doble en vivo Salir del escenario a la izquierda fue un testimonio de una clara evolución. Para 1982 iniciaron su tercer ciclo, apoyados de sintetizadores, que se diferencian inicialmente en el disco Señales, en 1984 fue Tolerancia bajo presión. En 1985 Ventanas de poder, que incluyó una sección de cuerdas de 30 elementos. En 1987 publicaron Anoten su fuego. Considerados como obras cumbres, concluyendo esta etapa en 1989 con el disco en vivo El espectáculo de las manos, en el que nos regocijaron de diversos cambios de estilos.

En 1989 su disco Presto y en 1991 Los huesos ruedan, en los que se escuchaban renovados debido a su momentánea incursión con el jazz fusión. Respecto de la composición, Neil Peart se mantenía como escritor, mientras que Alex Lifeson y Geddy Lee componían la música. Para 1993 publicaron su álbum Contrapartes.

En 1996 su disco Prueba de eco, su último disco de esta década, la banda entró en un receso de seis años por algunas tragedias en la vida de Neil Peart, incluso fue percibida su separación definitiva, pero en este milenio reanudaron en 2002 con el disco Rastros de vapor, en el que retomaron su sonido de la década de 1970, que incluyó el tema “Reino apacible”, que concierne a los hechos del 11 de septiembre de 2001, en las torres gemelas del World Trade Center, en Nueva York.

En celebración a su trigésimo aniversario (2004) editaron el álbum de covers Retro actuar como un tributo a los grupos más influyentes de sus inicios, así como una gira de celebración. En 2007 lanzaron al mercado un nuevo álbum bajo el nombre de Serpientes y flechas y en marzo de 2010 fueron incluidos en el salón de la fama de los escritores de canciones en Canadá.

En 2011 el disco en vivo Tiempo de máquina en Cleveland, en el 2012 plasmaron sus huellas en el Camino del Rock en Hollywood y editaron su material discográfico Reloj para el trabajo de los ángeles, que los embarcó en una gira de promoción hasta 2013. En el siguiente año tomaron un descanso y para 2015 efectuaron una gira mundial por su 41 aniversario. Posteriormente, Alex Lifeson anunció en una entrevista de enero de 2018: “No tenemos planes de hacer giras o grabar más. Básicamente hemos terminado. Después de más de cuatro décadas, sentimos que ya era suficiente”.

En palabras de Geddy Lee, Rush no puede seguir siendo considerada una banda de heavy metal, si alguna vez lo fue, tampoco es exacto describirse como una banda pomposa o progresiva. Solo eran tres hombres que empleaban sus propios y diferentes recursos, así como sus gustos personales y que tenían muchos intereses e influencias que intentaban manifestar por un largo tiempo dentro de su banda.

El 7 de enero, día del aniversario luctuoso de David Bowie, se le unió Neil Peart, quien a sus 67 años padecía desde hace más de tres años cáncer de cerebro, lo que culminó su batalla esa fecha en Santa Mónica, Estados Unidos. Es importante destacar que, además de ser un letrista importante dentro de Rush, escribió cuatro libros y dentro del terreno de las percusiones, específicamente de la batería, fue considerado un referente imprescindible para todos aquellos que son estudiosos de ese instrumento. Lástima otro que se unió a la larga lista de los que se adelantaron. Un comentario personal, Peart me recordaba físicamente al actor y productor estadunidense Tom Hanks.

Hasta la próxima. Recuerden, es solo rock and roll, pero nos gusta.

Comentarios