El alcalde Filiberto Hernández Monzalvo dejará mañana su administración con dos demandas penales interpuestas por empresarios de la construcción afiliados a la CMIC Hidalgo, quienes no recibieron el pago por concepto de obras realizadas al ayuntamiento de Mineral de la Reforma.
Además, dejará pendiente el pago de 800 mil pesos a tres empresas socias del organismo empresarial.
Lo anterior, luego de que alcanzó a cubrir, en parcialidades, 2.4 millones de pesos de los 3.2 millones de pesos de la deuda que reconoció, informó en conferencia de prensa el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Carlos Henkel Escorza.
Las demandas fueron interpuestas por el empresario David Covarrubias, a quien el alcalde adeuda 11 millones de pesos por obras realizadas en el predio que en su momento fue el nuevo recinto ferial de Mineral de la Reforma.
Pese a que Hernández Monzalvo se niega a reconocer ese pasivo; la empresa asegura tener toda la documentación probatoria de que sus servicios fueron contratados y prestados a la alcaldía.
En tanto, ayer fue informado el caso de una nueva demanda por parte de la empresa México Earth Equipment, de Efrén Hernández, por un millón 231 mil pesos. En ese caso, la constructora realizó trabajos en la segunda etapa del parque Rinconadas del Venado.
Vencido el plazo comprometido por el alcalde para pagar a los constructores, el 31 de agosto, así como el último día hábil de la administración, éste dejó de tomar las llamadas del presidente de la CMIC.
“Únicamente me contesta el secretario de Obras Públicas, quien me dice que su trabajo ya está hecho y que el tesorero del municipio está esperando la instrucción del alcalde porque no tienen el recurso”, expuso.
Respecto a la empresa que apenas ayer denunció su adeudo, Henkel Escorza puntualizó, “seguramente como todos nosotros creyó en la buena voluntad del presidente y espero hasta el final, tenía promesas de pago, pero no le cumplió y por eso recurrió a la CMIC”.
Comentó que en el caso de México Earth Equipment el tema es delicado porque si recibió un pago, no obstante, la alcaldía le solicitó devolver el dinero bajo el argumento de que correspondía a un rubro equivocado con la promesa de que luego recibirá la liquidación correcta, sin embargo no fue así.
En el caso de los 11 millones de pesos, Filiberto aseguró que los contratos estaban anulados y que fueron realizados por su anterior gabinete.
Ambos casos, expresó, están en los tribunales, “las empresas deberán demostrar que tienen la razón, cuando en juicio determine que si hay un adeudo, la cámara solicitará a la alcaldía que haga el pago correspondiente conforme a la ley si es que no hubiese su pago”.
En febrero, la cámara denunció sin pormenorizar detalles que Hernández Monzalvo mantenía adeudos con seis de sus socios.
Ante la falta de respuesta por parte del presidente municipal, en los primeros días de junio la CMIC solicitó intervención de la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) para que éste liquidara un adeudo de 14 millones de pesos que mantenía con sus representados.
En días posteriores a la denuncia, el edil reconoció una deuda de solo 3.2 millones de pesos; asimismo negó un pasivo de 11 millones con una empresa que realizó obras en el nuevo recinto ferial del ayuntamiento.
En reunión de trabajo con constructores, el munícipe se comprometió a liquidar la totalidad del adeudo reconocido al corte del 31 de julio, pero no fue así. Su administración concluirá sin que el presidente municipal salde su deuda por completo.

Además, dejará pendiente
el pago de 800 mil pesos a tres empresas socias del organismo empresarial

Comentarios