Casualmente horas antes de llevarse a cabo la marcha protagonizada por la comunidad universitaria de la UAEH, la unidad de inteligencia financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) por fin emitió un comunicado que ahonda sobre los tres tuits que había publicado su titular Santiago Nieto Castillo, y explica con más detalle lo que ha sucedido a partir del congelamiento parcial de las cuentas de la Autónoma del Estado de Hidalgo. No obstante, saltan a la vista contradicciones entre lo que informa la UIF y lo que ha estado comunicando la máxima casa de estudios estatal. Por ejemplo, la unidad que encabeza Nieto Castillo dice que el 11 de abril pasado “dictó un acuerdo por el que citó al representante legal de la UAEH para que compareciera en las instalaciones de esta unidad el 25 de abril y darle a conocer las razones y motivos que dieron origen a los acuerdos de bloqueo”. Pero también, anoche la UAEH respondió que tal citatorio no existió, o al menos no recibió citatorio oficial alguno a través de su representante legal. Pero la UIF, por otra parte, también comunicó anoche que accedió a desbloquear las cuentas de la UAEH relacionadas con el pago de nómina y becas, aunque la UAEH insistió en que tales no son las que tienen que ver con los rubros mencionados y consideró que esa acción y otras relacionadas “reflejan ignorancia y desconocimiento de la citada unidad”. Las contradicciones entre lo que dicen ambas instituciones hablan de que el proceso emprendido por la UIF ha sido todo, menos aseado. Ni siquiera ha existido una comunicación clara de sus acciones y hoy el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador será el receptáculo de las quejas de buena parte de la comunidad de la UAEH durante su visita a Pachuca. ¿Secundará el presidente a Nieto Castillo o le jalará las orejas después de lo que suceda hoy? De filón. Y a propósito de la marcha que hoy encabezarán universitarios, desde ayer circularon mensajes en dizque páginas de noticias en redes sociales con el único fin de confundir y causar alarma entre la población. Se ve que a alguien no le gusta para nada que los universitarios salgan a la calle a expresar su inconformidad por una decisión gubernamental que los afecta.

Comentarios