Pachuca

Las probabilidades de que las adolescentes de entre 15 y 19 años mueran debido a complicaciones durante el embarazo o el parto son dos veces mayores que las de una mujer de 20 a 30 años.
En México, las y los jóvenes inician su vida sexual entre los 15 y 19 años en promedio.
La población adolescente y joven es una prioridad a nivel mundial. La generación actual es la más grande que se haya registrado en la historia de la humanidad. Las condiciones en las que toman decisiones sobre su sexualidad, los elementos y servicios con los que cuentan para ello, así como las oportunidades de educación y desarrollo disponibles tienen un importante efecto en su calidad de vida y en las tendencias poblacionales de las siguientes décadas.

A nivel global,
una gran cantidad de adolescentes
ya son sexualmente activos
antes de cumplir 20 años, la gran mayoría (alrededor de 60 por
ciento) no utiliza ninguna protección contra el embarazo, ni contra el
riesgo de adquirir una ITS o
infectarse de VIH

 

Cada año
dan a luz 16 millones de adolescentes en el mundo, 90 por ciento de esos embarazos ocurre en países en desarrollo; 38 por ciento sucede
en América Latina y el Caribe. Los riesgos de un embarazo en la adolescencia están fuertemente asociados con las desigualdades,
la pobreza y la inequidad de género

En México,
las y los jóvenes inician su vida
sexual entre los 15 y 19 años en promedio. La mayoría (97 por
ciento) conoce al menos un
método anticonceptivo, sin embargo
más de la mitad no utilizó ninguno
en su primera relación sexual
Se estima
que 17.4 por ciento de los
nacimientos totales corresponde
a mujeres menores de 20 años,
de los cuales entre 60 y 80 por
ciento no son planeados

 

Aspectos

En lo que se refiere a la salud sexual y reproductiva (SSR), los principales riesgos de esa población son:

  • El inicio
    no elegido, involuntario y/o desprotegido de su vida sexual
  • La exposición
    a embarazos no planeados, no deseados o en condiciones de riesgo
  • La exposición
    a una infección de transmisión sexual (ITS), cuya expresión más dramática es el VIH/Sida

Comentarios