Salvador Díaz, apasionado del cine y la escritura

672
Salvador Díaz

ABRIL FERNANDA DELGADO GÓMEZ

En su palmarés destacan dos premios Ariel y una mención en el quinto Festival Latinoamericano de Cine

Texcoco.- Discreto y honrado con su carrera. Salvador Díaz Sánchez aceptó una breve charla sobre su vida, su historia, sus éxitos. Su cabello cano, bigote castaño, manos grandes y una risa contagiosa dibujan su aspecto físico.

Es un documentalista de 65 años, en su palmarés destacan dos premios Ariel, una mención en el quinto Festival Latinoamericano de Cine y el Premio Especial del Jurado del séptimo Festival Latinoamericano de Cine.

En entrevista a distancia pero no menos amena, se declaró fanático de la escritura y de cualquier forma de expresión. Originario del Estado de México, egresó de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Desde su infancia estuvo interesado por la escritura, los periódicos, la opinión, el cine, etcétera. Es autor del cuento “La espera”, integrado a una antología titulada Lo que germinó del sueño, publicada por el gobierno municipal de Ciudad Nezahualcóyotl.

Es admirador de Jorge Luis Borges, Fernando del Paso y Pino Páez. Sus escritos están basados en experiencias y observaciones personales, su inspiración es producto de muchas lecturas. Sus textos han nacido de vivencias en la cultura popular, en la música de boleros y muchas otras cosas.

“Estudié periodismo y comunicación, me interesa tener lectores, entonces ahí se mezcla el gusto íntimo por escribir y el placer de hacerlo. Esto hace que yo mismo vaya mejorando mi estilo y cada vez me sea más fácil.

” Su intención originalmente era hacer periodismo deportivo, pero las vicisitudes y el contacto con la cultura lo llevaron por otros derroteros.

Empezó a dar clases en una preparatoria de Texcoco por allá de 1970 y en los ochentas del siglo pasado, de manera paralela estudió una maestría y decidió presentar los exámenes de admisión al Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la UNAM.

Fue aceptado y su primera película se llamó El edén bajo el fusil, en la que retrató la guerrilla en Guerrero. “Era algo que tenía que hacer. Mi interés era darle voz a esas personas que están en la lucha”.

Después le siguieron Los encontraremos y su documental Juchitán, lugar de las flores. Con estos trabajos el mexiquense Salvador Díaz ganó dos premios Ariel, una mención en el quinto Festival Latinoamericano de Cine y el Premio Especial del Jurado del séptimo Festival Latinoamericano de Cine.

Ahora vive con su esposa Odette en Texcoco, de donde nunca se fue, procrearon a Dorotea. Actualmente imparte catedra en la prepa de Texcoco. Es exigente, siempre lo ha sido con sus alumnos.

“Soy cineasta documentalista ¿Me gusta escribir?, sí, mucho. Y solo escribo para Facebook”, se despide y quedamos de ponernos de acuerdo para darme una copia de su pequeño cuento.

Su primera película se llamó El edén bajo el fusil, en la que retrató la guerrilla en Guerrero

Comentarios