En una época en la que el desencanto por la política invade a la mayor parte de la población mexicana, el hecho de que un joven que apenas va a cumplir 21 años busque ser alcalde de su municipio es una buena noticia. Ayer el tribunal electoral del estado (TEEH) resolvió que Más por Hidalgo no le aplique la edad mínima de 21 años para contender por la presidencia municipal a Rodrigo Velasco Téllez, quien no había sido registrado como aspirante debido a sus 20 años. No obstante, Velasco peleó por sus derechos en el TEEH y esa institución resolvió que, pese a que el día de la elección (7 de junio) aún no contará con 21 años como marca la Constitución política de Hidalgo, sí puede participar pues dos meses y siete días no afectan la experiencia, responsabilidad o madurez que pudiera necesitar como aspirante. Es decir, los magistrados decidieron privilegiar el derecho de Velasco a ser electo por encima de un requisito que además es relativo porque en el hipotético caso de que ganara, una vez que tome protesta como alcalde (el 5 de septiembre) ya tendría la edad establecida para el cargo. La decisión que tomó ayer el TEEH sienta un precedente, pues se flexibilizan los criterios respecto a la edad de participación política y además se empodera a un sector de la población que prefiere no involucrarse en la política, ya sea por el desprestigio que tiene o porque simple y llanamente no le interesa. De filón. Ayer estuvo una vez más en la entidad el secretario de Turismo federal Miguel Torruco, quien anunció que los seis pueblos mágicos de Hidalgo, junto con todos los del país, acudirán a Barcelona al primer Tianguis Internacional. Una ventana más para la entidad que podrá atraer no solo al turismo doméstico, sino al que deja más divisas: el extranjero.

Comentarios