Washington.- El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció ayer sanciones contra cuatro funcionarios de la dirección general de contrainteligencia militar (DGCIM) de Venezuela, acusados de abusos sistemáticos de los derechos humanos y represión de la disidencia.

La dependencia, a través de un comunicado, aseguró que esa acción “sigue al arresto, abuso físico y muerte del capitán de la Armada de Venezuela, Rafael Acosta Arévalo”.

Precisó que los cuatro funcionarios de la DGCIM son el general de división Rafael Ramón Blanco Marrero, el coronel Hannover Esteban Guerrero Mijares, el comandante Alexander Enrique Granko Arteaga y el coronel Rafael Antonio Franco Quintero.

Al respecto, el vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence escribió en su cuenta de Twitter que su país está con los venezolanos en su lucha contra la opresión.

“Hoy (ayer) Estados Unidos anunció nuevas sanciones contra los funcionarios de Venezuela responsables de reprimir y torturar a ciudadanos inocentes”, indicó en su tuit.

Citó que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) “informa de casi 7 mil asesinatos cometidos por el régimen de (presidente venezolano Nicolás) Maduro en los últimos 18 meses.

“Estamos con los ciudadanos de Venezuela en contra de sus opresores en la lucha por la Libertad (sic)”, escribió Pence.

El Departamento del Tesoro informó que todos los bienes e intereses en la propiedad de los funcionarios citados, y de cualquier entidad que sea propiedad, directa o indirecta, del 50 por ciento de las personas mencionadas, que se encuentren en Estados Unidos o en posesión o control de personas estadunidenses, están bloqueadas y deben ser reportadas a la OFAC.

Las regulaciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) por lo general prohíben todos los tratos por personas de Estados Unidos, o dentro o en tránsito en el país, que involucren cualquier propiedad o interés en la propiedad de personas bloqueadas o designadas, agregó.

Comentarios